Martes 21 de Noviembre de 2017
Una agenda
con toda la música


Martes 21
Miércoles 22


Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“Sádica!” en el Teatro El Cubo : Relaciones poderosas
Nicolás Pérez Costa escribe, dirige y protagoniza un episodio de la vida del Marqués de Sade en una impactante obra de teatro musical con música de Nacho Medina. Por Luciano Marra de la Fuente
 

Gabriela Bevacqua (Constance), Nicolás Pérez Costa (Marqués de Sade) y Nicolás Guriani (Coulmier), protagonistas de Sádica!, Teatro El Cubo, 2011

SÁDICA! QUIÉN ROMPE EL SILENCIO?, obra de teatro musical con libreto de Nicolás Pérez Costa y música de Nacho Medina. Función del martes 1° de marzo de 2011 en el Teatro El Cubo. Puesta en escena y dirección general: Nicolás Pérez Costa. Dirección musical, orquestaciones y arreglos corales: Nacho Medina. Coreógrafo asociado: Agustín Pérez Costa. Montaje y entrenamiento en altura: Gabriel Bezus Espinosa y Agustín Pérez Costa. Vestuario: Gustavo Alderete. Espacio escenográfico: Gabriel Bezus Espinosa. Efectos especiales: Jorge Caruzo. Reparto: Nicolás Pérez Costa (Marqués de Sade), Gabriela Bevacqua (Constance), Nicolás Guriani (Coulmier), Ana Rodríguez (Nadine), Agustín Pérez Costa (Timoteo), Eugenia Encina (Actriz), Tatiana Luna (Donna), Alfredo Bonini (Cristoforo), Carlos Miceli (Autoridad), Carla Liguori (Doctora) y ensamble.

La nueva obra de la dupla conformada por Nicolás Pérez Costa y Nacho Medina estrenada a comienzos de febrero, Sádica! Quién rompe el silencio?, toma uno de los últimos episodios de la vida de Donatien Alphonse François de Sade, más conocido como el “Marqués de Sade”. Luego de pasar por varias prisiones, el Marqués ingresa al asilo mental de Charenton condenado por las autoridades francesas por lo “nocivo” de su literatura. Pérez Costa desarrolla en ese particular lugar la historia de la censura del Marqués, haciendo un alegato por la independencia del arte de la realidad, el sexo libre y las relaciones interpersonales sin prejuicios religiosos y de edad.

La entrada del Marqués a Charenton desencadena una revolución de ideas en el hospicio, tanto en los internos como en su director, el Abate de Coulmier. Se superponen las líneas argumentales del Marqués y su esposa Constance, una relación que se basa más en la necesidad de publicar sus textos inéditos que por el amor marital; la historia de Nadine, una muchacha encerrada debajo de la celda del Marqués, que (aparentemente) tuvo una relación tortuosa con el Abate de Coulmier y que provocó el trauma de Timoteo, uno de los encerrados; y, por sobre ellas, se impone la relación de poder entre el Marqués y el Abate, una jugosa discusión entre el placer y el dogma. Pérez Costa también introduce reflexiones sobre el arte, el teatro y el devenir escénico de la misma obra —una inquietante puesta en abismo bien aprovechada— a través de los diálogos que tiene el Marqués con una omnipresente Actriz imaginaria.

El camino elegido por los autores es la de un teatro musical moderno, donde hay una continuidad dramática y las canciones son producto de una necesidad lógica del devenir escénico. Muchas veces las escenas habladas se funden en las cantadas, logrando un ritmo teatral ágil. Esto también se logra gracias a la creatividad que Pérez Costa le imprime a su puesta en escena. El vestuario y la escenografía con una estética trash son el marco perfecto para los movimientos escénicos, en tierra y en altura, y las coreografías que sugieren la sordidez del ambiente y temas. Con una iluminación cuidadosa y efectiva, hay momentos de extrema belleza como en el monólogo cantado de Constance cuando decide romper los manuscritos de su marido, ayudado por un impactante diseño en altura, como también en la escena del encierro del Marqués y el Abate, que refuerza la carga erótica de su relación.

Parte del ensamble junto a Ana Rodríguez (Nadine), Agustín Pérez Costa (Timoteo) y Nicolás Pérez Costa (Marqués de Sade), ambos de rojo, en una escena de Sádica!, Teatro El Cubo, 2011

El estilo de las canciones adoptado por Nacho Medina es el de las baladas con una instrumentación propia del rock pesado a lo que suma efectos de ambiente. En una primera aproximación uno tiene la sensación de estar frente a la misma melodía con un diseño sencillo y repetitivo para las diferentes instancias dramáticas planteadas por el libreto. Quizá el diseño de sonido poco diferenciado y sin matices alimente esta última idea. La música incidental —una melodía en adagio a cargo de violines a la barroca— contrasta y tal vez no logra la unidad de estilo con las canciones. Es interesante, sí, la decisión de hacer cantar al Marqués recién hacia el final y el clímax de la obra cuando enfrenta sin tapujos al Abate.

Sobresale entre los intérpretes el mismo Nicolás Pérez Costa como Marqués de Sade, encontrando, tanto en las partes habladas como cantadas, los tonos adecuados de cinismo y rebeldía que le sientan bien al personaje. Su composición es impactante por su presencia escénica y versatilidad corporal. Junto a él, Nicolás Guriani compone con buena voz a un contrariado Abate de Coulmier que se cristaliza en su monólogo cantado “Señor, ¿dónde está tu famoso amor?” y Gabriela Bevacqua como Constance, con una fuerte presencia escénica y vocal. También se destaca la composición de Agustín Pérez Costa como Timoteo, por encontrarle el nivel emocional a su personaje. Tal vez en las primeras escenas haya demasiada crispación general en el ensamble, pero finalmente logran el tono misterioso y onírico que se impone en las escenas. Lo que es irreprochable es el desempeño vocal de todo el conjunto.

Uno de los aspectos más interesantes de Sádica! es la manera en cómo a través de un personaje histórico y lejano a nuestra historia, estos dos jóvenes creadores locales nos interpelan en nuestra creencias, gustos y placeres. Con un destacado elenco, una impactante puesta en escena y un texto acabado, Nicolás Pérez Costa y Nacho Medina logran una obra de teatro musical potente.

Luciano Marra de la Fuente
editor@tiempodemusica.com.ar
Marzo 2011


Imágenes gentileza Duche & Zárate Prensa y Comunicación / Fotografías de Daniel Ezequiel
__________

Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 03/03/2011
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados