Lunes 25 de Septiembre de 2017
Una agenda
con toda la música


Lunes 25
Martes 26
Miércoles 27

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Gastón Solnicki : La última mirada a Kagel en Buenos Aires
El joven cineasta filmó a Mauricio Kagel en su regreso a la Argentina tras 30 años de ausencia. Con ese material creó "Süden", su primer largometraje que fue premiado en el BAFICI y que se podrá ver en el Malba como homenaje al compositor fallecido el año pasado. Por Luciano Marra de la Fuente
 

Una de las cosas más interesantes de la música en vivo es asistir a los ensayos previos que tienen los intérpretes. Es el momento donde se ve la personalidad de cada uno y cómo se va descifrando, por ejemplo, una intrincada partitura que se convertirá en un momento sonoro único. Süden, el primer largometraje de Gastón Solnicki, se centra básicamente en los ensayos que el compositor Mauricio Kagel tuvo con los músicos del Ensamble Süden y la Compañía Oblicua en 2006, cuando visitó a la Argentina con motivo del Festival organizado por el Centro de Experimentación del Teatro Colón.

Esta esperada vuelta de Kagel, luego de treinta años de ausencia en su país, es retratada por Solnicki de una manera excepcional en su filme, que, luego de su exitoso y premiado estreno en la última edición del BAFICI, se podrá ver en el Malba todos los viernes y sábados de enero. En diálogo con Tiempo de Música, Solnicki cuenta las vicisitudes que atravesó a la hora de armar su película y cómo fue su relación con Kagel –antes, durante y después de su estadía en Buenos Aires.


1. Hacia el encuentro con Kagel

“Creo que la primera vez que escuché de Kagel fue a los veinte años, investigando mucho en las disquerías”, comienza la charla Gastón Solnicki. “Enterarse que había un compositor argentino que figuraba en el catálogo de la Deutsche Grammophon me había llamado la atención. El proyecto de Süden no surge como una idea de hacer un retrato de Kagel ni de decir ‘qué buena oportunidad, voy a hacer una película para la reflexión del estado de la música contemporánea o la situación de los músicos’. No tiene nada que ver con eso. Yo tengo una relación muy íntima con los músicos del Ensamble Süden y, a través de ellos, estuvo muy cerca lo que significaba la música de Kagel, lo que significaba para ellos Kagel mismo y lo que tenía que ver ese regreso. En el momento en que, después de tanto tiempo, se destraba el tema de que Kagel va a venir, es cuando me entero que voy a hacer la película. Lo uno estaba muy vinculado con lo otro”.

Solnicki nos cuenta más sobre la génesis de su obra: “No se armó con mucho tiempo. Kagel siempre estuvo muy abierto a que se haga esta película, sin conocerme, sin tener referencias, pero sí sabía que yo era cercano a los músicos del Ensamble y que no había un espíritu de molestar, sino todo lo contrario: mucho respeto. Él estaba muy interesado en su legado, el registro y su paso por la vida, y en ese sentido hoy, a la luz de esta muerte –que nos sorprendió mucho a todos–, resignifica la película y nos permite entender un poco mejor algunos motivos o maneras que tenía durante los años que tuve contacto con él. Sus condiciones fueron muy claras en ese sentido: que no usara luces, que cuidara la calidad del registro sonoro –algo que es muy importante en el registro de la música en general, pero, sobre todo, en la música de Kagel que tiene un rango dinámico tan amplio, que pasa de lo más pianissimo a algo tan fuerte… Es difícil grabar eso en la tecnología digital, que es especialmente sensible al problema del rango. La mitad del equipo eran sonidistas. Finalmente, elegí hacer esta película porque me gusta el Teatro Colón, porque me interesa Kagel –a pesar de que no lo conocía personalmente–, su búsqueda y la vuelta de cualquier persona a donde nació después de cuarenta años, y que va al encuentro de estos chicos que proyectaban conocerlo…”

Mauricio Kagel, rodeado por los músicos del Ensamble Süden y la cámara de Gastón Solnicki, al término de un ensayo en el Auditorio Goethe, julio 2006. Fotografía de Máximo Parpagnoli/Departamento Fotofilmación Teatro Colón.


2. A la búsqueda de una película
3. Kagel y la cámara / El después…

1 | 2 | 3 >

Próximo

Publicado originalmente el 07/01/2009 

 
Publicado el 16/06/2014
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados