Viernes 30 de Octubre de 2020
Una agenda
con toda la música






Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

"Faust" en Chile : Atrapado en el pasado
Un muy buen elenco vocal encabezado por el tenor Sergey Romanovsky y la dirección de Pedro-Pablo Prudencio pusieron término a la temporada de ópera del Municipal. Por Cristóbal Astorga Sepúlveda (corresponsal en Chile)
 

Escena del primer acto de Faust, Municipal de Santiago, Chile, 2019

FAUST, ópera en cinco actos de Charles Gounod. Función del sábado 9 de noviembre de 2019 en el Municipal de Santiago, Ópera Nacional de Chile. Dirección musical: Pedro-Pablo Prudencio. Dirección de escena: André Heller-Lopes. Escenografía: Renato Theobaldo. Vestuario: Sofia di Nunzio. Iluminación: Ricardo Castro, sobre original de Gonzalo Córdova. Reparto: Paulina González (Margarita), Marcela González (Siebel), Evelyn Ramírez (Marthe), Sergey Romanovsky (Fausto), ZhengZhong Zhou (Valentín), Daniel Mirosław (Mefistófeles), Matías Moncada (Wagner). Coro del Municipal de Santiago, director: Jorge Klastornick. Orquesta Filarmónica de Santiago.

Es difícil cotidianamente para los ciudadanos chilenos concentrarse en algo que no sea la crisis política que se vive desde hace ya casi un mes en el país. A la fecha, el saldo es una veintena de muertos, dos mil heridos y más de cinco mil detenidos. Lo que se ha transformado en el rostro visible de la represión policial son las doscientas personas que han padecido lesiones faciales, perdiendo uno o ambos glóbulos oculares por el impacto de perdigones disparados por la policía, el más alto del que se tenga registro en cualquier lugar del mundo en medio de un conflicto. Todo esto ha llevado a un miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a hablar de un patrón de violaciones a los derechos humanos.

La ciudad de Santiago ha tenido varios impactos en su vida cívica, uno de los cuales ha sido la cancelación de espectáculos y el retraimiento de la vida nocturna (el Metro finaliza sus servicios a las 20 horas). El Municipal de Santiago decidió, correctamente creo, no cancelar su último título. Es una apuesta difícil, pero es un deber honrar el trabajo de los cientos de artistas, la mayoría chilenos, que comparecen en esta producción. A efectos de facilitar el desplazamiento del público, se adelantaron los horarios. La función aquí comentada inició a las 15 y concluyó pasadas las 18 horas, una práctica que de a poco han adoptado también otros recintos a efectos de evitar un apagón cultural cuyo símil es el de la dictadura.

Fausto de Charles Gounod (1859) existe en virtud de una transformación desde su versión original con diálogos (opéra comique) a una grand opéra. Con varios números cortados antes del estreno, y otros añadidos con posterioridad, fue durante muchos años un título indispensable del repertorio. En Chile, tan solo, se programó veintiseis veces en medio siglo entre 1873 y 1923. ¿Cuál es su atractivo? Por cierto que el tema es de suyo sabroso. Pero volver a oír esta ópera en vivo confirma que ante todo se trata de una partitura extraordinaria en su invención melódica y orquestal. Una razón adicional para asistir a un espectáculo como este es la elaboración de la experiencia moral que como ciudadanos hemos tenido en estas semanas. A pocas cuadras del Municipal, el nuevo montaje del clásico musical chileno La pérgola de las flores, un proyecto que también antecede al estallido social, muestra como el público experimenta la obra con un pie dentro y otro fuera del teatro. El efecto es catártico.

Daniel Mirosław (Mefistófeles) y el Coro en el segundo acto de Faust, Municipal de Santiago, Chile, 2019

Para este Fausto se importó una producción creada en el Theatro Municipal de Río de Janeiro. Se trata de un trabajo, en el sentido más literal del término, mediocre, y en el mejor de los sentidos, poco memorable. Las tres horas de espectáculos están dominadas por seis paneles móviles que replican la arquitectura de una iglesia gótica, un trabajo de hecho bastante hermoso de Renato Theobaldo, que arroja sobre la obra un aura de objeto de anticuario. La escenografía, carente casi por completo de utilería, se acomoda para transmitir espacios tan disímiles como el gabinete de Fausto, la kermesse, el jardín de Margarita. La dirección escénica de André Heller-Lopes lee así toda la obra a través de una escena de la ópera, la de la iglesia, en la que Margarita se enfrentará a Mefistófeles. Todo hace pensar en que el foco de la puesta es la lucha entre la pureza y la perversión, o el bien y el mal, o alguna otra idea así de general. Sin embargo, nada de eso termina de emerger con claridad, transitando por el camino del medio entre lo que sería una lectura literal y otra alegórica. La falta de marcaciones, que obligan a los cantantes a vagar por un escenario de una oscuridad deprimente (un trabajo lumínico ejecutado por Ricardo Castro), unida a un manejo anticuado del coro (apretujado, estático) hacen preguntarse de hecho cuál es la idea que sostiene la puesta. Hay decisiones simplemente extrañas: Mefistófeles ingresa a escena con un gato negro de falsedad risible, la Noche de Walpurgis se concibe como una reunión entre las cigarreras de Carmen y un demonio disfrazado de Toribio.

Por fortuna, el aspecto musical marca una diferencia. Y es que como ha ocurrido con otros títulos de esta temporada, los solistas convocados son de muy buen nivel. El tenor Sergey Romanovsky en el rol titular luce un timbre seductor, de hermosos colores y agudos seguros. Con una emisión bastante abierta, es posible que este no sea un rol que lo muestre en su mejor luz (el repertorio italiano pareciera ser un mejor terreno), pero es indudable que se trata de un excelente cantante. Paulina González, en su tercer rol esta temporada, está algo fuera de repertorio. El timbre cremoso y almidonado que nos ha mostrado en sus diversos Mozart no luce bien en un rol cuyo eje no es precisamente la seducción. Brindó una correcta aria de las joyas, al tiempo que dominó el trío final. El vestuario de Sofia di Nunzio no hizo demasiado por otorgar algún carácter al personaje, dificultando en varias ocasiones distinguirla del resto de las mujeres en escena.

Sergey Romanovsky (Fausto), Paulina González (Margarita) y Daniel Mirosław (Mefistófeles) en el trío final de Faust, Municipal de Santiago, Chile, 2019

Daniel Mirosław volvió a nuestro escenario, con un material muy apropiado para el rol de Mefistófeles. El papel debe ser encarado por un basse chantante, con una zona aguda no despreciable. Mirosław tiene todos los medios vocales para afrontar tanto momentos efusivos (la ronda del becerro de oro), como otros de una sensualidad misteriosa (“Il était temps”). Es, sin embargo, un actor limitado. La puesta presenta al papel como una especie de mago de dotes modestas. A poco andar, se siente que sabemos todo acerca del personaje. Excelente el Siebel de Marcela González, un personaje bastante patético atrapado en la friendzone que González pintó con ingenuidad conmovedora. Se programó en el acto cuarto el aria “Versez vos chagrins” en lugar de la habitual “Si le bonheur”, un giro editorial atractivo. El muy efusivo Valentín de ZhengZhong Zhou, la Marthe de Evelyn Ramírez, y el Wagner de Matías Moncada completaron correctamente el elenco.

Pedro-Pablo Prudencio ofreció una lectura ágil, enfática y enérgica de la partitura. Produce un vértigo considerable su escena de la kermesse, dejando en claro que esta es una sociedad reprimida. El Coro del Municipal tuvo un excelente desempeño vocal, lamentablemente anulado por la ausencia de movimiento que la puesta le imprimió. Uno de los pocos momentos interesantes de esta puesta ocurrió curiosamente al final del coro “Gloire immortelle”, donde un grupo de viudas de guerra ingresa a escena con banderas, para finalmente una de ellas arrojarla al suelo. Fue lo más cerca a un momento que hace dialogar a esta obra con el mundo exterior al teatro.

Cristóbal Astorga Sepúlveda
kastorgas@tiempodemusica.com.ar
Santiago de Chile, noviembre de 2019

Para agendar
Aún queda una función del elenco aquí reseñado de Fausto que se llevará a cabo el viernes 15 de noviembre. Habrá otra función más el sábado 16 con el Elenco Estelar integrado por Zhala Ismailova (Margarita), Marcela González (Siebel), Evelyn Ramírez (Marthe), Juan Pablo Dupré (Fausto), Eleomar Cuello (Valentín), Homero Pérez-Miranda (Mefistófeles), Jaime Mondaca (Wagner). Más info: www.municipal.cl

Imágenes gentileza Municipal de Santiago / Fotografías Marcela González Guillén
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta ópera, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro
facebook. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

Publicado originalmente el 13/11/2019

 
Publicado el 15/11/2019
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados