Lunes 17 de Diciembre de 2018
Una agenda
con toda la música






Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

"Pelléas et Mélisande" en el Teatro Colón : Vagas figuras
A cien años de la muerte de Claude Debussy, el Teatro Colón propuso una nueva producción escénica de la única ópera completa del genial compositor francés, concebida por el director escénico Gustavo Tambascio, fallecido al poco tiempo de comenzar el proyecto. Por Ernesto Castagnino
 

Verónica Cangemi (Mélisande) y Giuseppe Filianoti (Pélleas) en el segundo acto de Pélleas et Mélisande, Teatro Colón, 2018

PELLÉAS ET MÉLISANDE, drama lírico en cinco actos con música de Claude Debussy y libreto basado en el drama homónimo de Maurice Maeterlinck. Función del martes 4 de septiembre de 2018 en el Teatro Colón. Nueva producción escénica. Idea, conceptualización y director original del proyecto: Gustavo Tambascio (1948-2018). Dirección musical: Enrique Arturo Diemecke. Directora de escena: Susana Gómez. Escenografía: Nicolas Boni. Vestuario: Jesús Ruiz. Iluminación: José Luis Fiorruccio. Reparto: Giuseppe Filianoti (Pelléas), Verónica Cangemi (Mélisande), David Maze (Golaud), Lucas Debevec Mayer (Arkel), Adriana Mastrangelo (Geneviève), Marianella Nervi Fadol (Yniold), Alejo Laclau (Médico), Cristian De Marco (Pastor). Orquesta y Coro Estables del Teatro Colón.

El 25 de marzo de 1918 fallecía, a causa de un cáncer, Claude Debussy, el verdadero precursor de la música contemporánea según Pierre Boulez. En este año de homenajes, al cumplirse el centenario de su muerte, varias de sus obras orquestales, camerísticas y vocales han sido ejecutadas por orquestas y ensambles a lo largo del país. El Teatro Colón programó en su temporada actual Pelléas et Mélisande —la última producción fue en 2011— convocando al talentoso director escénico argentino Gustavo Tambascio —radicado en España desde hacía décadas—, quien falleció a poco de comenzar el trabajo. Los avatares de la continuidad del proyecto son relatados en detalle por el escenógrafo del equipo, el rosarino Nicolás Boni, en la entrevista que nos brindó semanas antes del estreno.

El mundo onírico y sombrío de la literatura simbolista no parece prestarse, a simple vista, a la grandilocuencia del formato operístico. Claude Debussy, en su única ópera finalizada, inaugura un teatro musical que prescinde de los grandes gestos heroicos y el despliegue visual que, hasta ese momento, se habían afianzado como rasgos esenciales del género. “Vagas figuras lanzadas a inciertos e incautos pasos por el camino de un destino que nada tiene de inevitable, por cuanto bastaría un movimiento de la conciencia para cambiarlo. Una poesía anémica las rodea de languideces y desvanecimientos, confirmando la definición de ‘sonámbulas’ que se ha dado a esas y a otras figuras creadas por su mismo autor”. De este modo, la historiadora del arte Giulia Veronesi presenta el mundo poético de Maurice Maeterlinck, que sirvió de inspiración a Pelléas et Mélisande. La cuestión es cómo ese mundo fantasmal y misterioso pudo ser transformado en una de las óperas más originales y atractivas del repertorio.

Esa vaguedad e indefinición de la poética simbolista atraviesa la sonoridad debussyana que, como el impresionismo pictórico, genera fluctuaciones e iridiscencias que no conforman una narración musical en el sentido de las concatenaciones armónicas propias del romanticismo. Al comenzar la obra no sabemos quién es Mélisande, de dónde viene ni por qué está en ese bosque. Más interesante e inquietante aún es que, al caer el telón, seguimos sin saber quién es esa enigmática criatura. La propuesta escénica concebida por Tambascio y plasmada por su asistente Susana Gómez, sostuvo esa zona de ambigüedad e indefinición sin pretender explicar nada ni ofrecer simbolismos de rápida lectura. Tal vez el simbolismo sugerido más elocuente resultó la presencia siempre fragmentaria de la célebre escultura Caín después del asesinato de su hermano Abel de Henri Vidal, impactante imagen del hermano cubriéndose avergonzado el rostro tras el fratricidio, uno de los temas centrales en la obra.

Verónica Cangemi (Mélisande) y Giuseppe Filianoti (Pélleas) en el segundo acto de Pélleas et Mélisande, Teatro Colón, 2018

La estupenda escenografía de Boni ofrecía en cada escena diferentes ángulos y fragmentos de la escultura, reduciendo y ampliando la boca del escenario con un diafragma, para crear espacios de mayor intimidad cuando se requería. Uno de los momentos más logrados de la propuesta resultó la escena de la torre del acto tercero, presentada no en la forma clásica sino con los dos personajes cantando en espacios separados, conectados por un hilo invisible, suprasensible, lo que acentuaba el intenso erotismo contenido en el dueto. La imagen era tan potente que volvió superflua la presencia de unos dobles de la pareja consumando el encuentro físico en paralelo. Impecable el diseño de iluminación de José Luis Fiorruccio, recreando ese juego de sombras fantasmales que envuelve a los personajes. La ausencia de referencias temporales y espaciales se sostuvo en forma inteligente con el vestuario de Jesús Ruiz que, cambiando de época en cada escena, dejaba abiertas múltiples líneas de interpretación.

El canto debussyano no plantea obstáculos técnico-virtuosísticos sino desafíos interpretativos: aquí cada palabra, cada frase, cada inflexión, cuenta. El rol de Mélisande, requiere de una paleta de colores vocales que pueda expresar las sutiles transformaciones del personaje. La soprano mendocina Verónica Cangemi, asociada al repertorio barroco y mozartiano, realizó una memorable interpretación del personaje, encontrando en su voz bellamente timbrada, la fragilidad, la ternura, la seducción y la angustia de una de las criaturas más fascinantes de la ópera. Giuseppe Filianoti no es el tenor abaritonado que se acostumbra encontrar en el rol de Pelléas, pero su aproximación al personaje es franca y su fraseo cuidado. Su timbre adquiere, por momentos, acentos demasiado heroicos, pero el resultado general es más que aceptable.

El rol de Golaud, de una creciente brutalidad a lo largo de la trama, encontró en el barítono David Maze un intérprete de entrega física y actoral indiscutible, pero también de una rudeza vocal que excedía, de a ratos, lo deseable. El bajo Lucas Debevec Mayer hizo una extraordinaria creación del viejo rey Arkel y su monólogo del acto cuarto resultó uno de los momentos más conmovedores de la velada. También Adriana Mastrangelo como Geneviève, madre de Golaud y Pelléas, vertió su lectura de la carta con excelente fraseo. Completaban el elenco el muy creíble Yniold de Marianella Nervi Fadol, Alejo Laclau como el médico y Cristian De Marco como el pastor.

Escena final de Pélleas et Mélisande, Teatro Colón, 2018

Enrique Arturo Diemecke, que tuvo a su cargo crear la atmósfera de angustia y desasosiego que va envolviendo al espectador tanto como a los personajes, optó por una lectura más bien extrovertida y de vigorosos acentos. El timbre de cada instrumento adquiere en la partitura debussyana una importancia esencial, ya que son esas pinceladas sonoras las que van conformando los matices y claroscuros que constituyen el sello del estilo del compositor. La Orquesta Estable del Teatro Colón respondió con gran eficacia y solidez en todas sus secciones.

Excelente homenaje a Claude Debussy a través de una de sus obras fundamentales, que se volvió, inesperada y lamentablemente, también un homenaje al gran régisseur argentino Gustavo Tambascio, fallecido a poco de comenzar el proyecto.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Septiembre 2018

Artículos relacionados  

Debussy 100
En el año del centenario de su muerte, recorremos la figura y obra del genial compositor francés Claude Debussy, a través de sus obras sinfónicas, sus escritos críticos y su ópera "Pelléas et Mélisande"  leer+

Imágenes gentileza Teatro Colón / Fotografías de Arnaldo Colombaroli y Máximo Parpagnoli
Seguinos en www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina

__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en este concierto, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 28/09/2018
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados