Viernes 15 de Diciembre de 2017
Una agenda
con toda la música


Viernes 15
Sábado 16
Domingo 17

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

El anuncio de la temporada 2018 del Teatro Colón
La Directora General María Victoria Alcaraz y el Director Artístico Enrique Arturo Diemecke presentaron su plan para el año próximo. Vendrán algunos grandes artistas como la soprano Anna Netrebko y la Filarmónica de Viena con Gustavo Dudamel. Por Luciano Marra de la Fuente
 

Primera parte de la presentación de la temporada 2018 del Teatro Colón en Plaza Lavalle / Foto de TdMargentina

La presentación de la temporada 2018 del Teatro Colón, realizada ayer martes 5 de diciembre al mediodía, fue bastante particular. La primera parte tuvo como marco la plaza frente al edificio histórico y los rayos inclementes del sol para las autoridades, funcionarios del Teatro y el grupo convocado de periodistas de diferentes medios.

El acto fue encabezado por el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, junto a la Directora General del Teatro, María Victoria Alcaraz, acompañada por los Ministros de Cultura de Ciudad y de Nación, Ángel Mahler y Pablo Avellutto, y el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de Nación, Hernán Lombardi. Esta inusitada concurrencia de funcionarios de primera plana por parte del Gobierno Nacional se debió a que, por lo que se anunció en esta parte, el Festival Barenboim —ese evento de varios conciertos que se desarrolla a mitad de año con la presencia carismática del artista argentino Daniel Barenboim— va a ser coproducido entre la Ciudad y la Nación.

María Victoria Alcaraz, Directora del Teatro, comenzó su alocución indicando que: “Apostamos fuertemente a que más vecinos vengan al Teatro Colón, pero también que el Teatro Colón entre a la casa de más vecinos de la Ciudad”, y ahí se refirió a la “plataforma de streaming de la transmisión de funciones” y un “programa de abonos nuevos”. Luego enumeró una serie de objetivos que los guían: abocarse en la formación de nuevos artistas, búsqueda de talentos en el país, salir al resto del país con el “Colón federal”, y tener más y mejor producción. Para esto señaló que en el Distrito de las Artes —ubicado en la Boca— van a “instalar un nuevo depósito y mudarán los talleres, un espacio que sea recorrible para todo público a través de visitas guiadas”. “La producción artística es la frutilla de este hermoso postre”, dijo y destacó, como ejemplo, la calidad artística de la propuesta del Festival Barenboim, en el cual indicó que trabajarán en conjunto con los estamentos nacionales antes mencionados.

El Ministro de Cultura porteño, Ángel Mahler, hizo referencia a la enorme tradición que posee el Teatro, mencionó algunos de los artistas que por ahí pasaron y dijo: “Estamos felices con la programación 2018, en el cual hay un Verdi, un Puccini…”, en tanto que el Jefe de Gobierno Rodríguez Larreta cerró esta parte del acto, destacando que “el año que viene se cumplen 110 años del Teatro y es muy bueno que el Colón salga afuera, a todos los argentinos. Lo que se ve acá es lo que somos, un solo equipo con la Nación. Es un orgullo enorme este trabajo que estamos realizando, para que más y más porteños y argentinos vengan al Colón”.

Enrique Arturo Diemecke en la segunda parte de la presentación de la temporada 2018
en el Salón Dorado del Teatro Colón / Foto de Arnaldo Colombaroli

Con la invitación de Alcaraz a cruzar al Salón Dorado del Teatro —“vamos a quedar insolados todos acá”, dijo mordazmente—, la segunda parte de la presentación de la temporada comenzó con ella nombrando al equipo de conducción del Colón y cediendo la palabra a Enrique Arturo Diemecke, Director General Artístico y de Producción, para que diera a conocer los detalles de la programación artística. Señaló que le tocaba hablar sobre “un tópico que a mí me fascina, que es la música […] la música que hace que un público pueda venir y pueda disfrutar, que estas puertas se puedan abrir y que puedan venir millones de gentes”, “para conectar la mente y el corazón”.

Y luego en una pantalla fue leyendo las diferentes propuestas en ópera, ópera de cámara, ballet, experimentación y contemporáneo —los llamó así y no como Centro de Experimentación o Colón Contemporáneo—, conciertos de las Orquestas Filarmónica de Buenos Aires y Estable del Teatro Colón, ciclos de conciertos sinfónico-corales, intérpretes internacionales y argentinos, recitales en el Salón Dorado, actividades del Instituto Superior de Arte y el Festival Barenboim. Fue raro que no haya mencionado algunas de las motivaciones de por qué fue diagramada así la programación —salvo las efemérides correspondientes—, ni haya nombrado a los artistas que serán protagonistas de las temporadas principales; sí, en cambio, destacó a las figuras que integran el Abono Grandes Intérpretes Internacionales. El acto concluyó primero con un video con palabras de Daniel Barenboim sobre lo que va a interpretar en su próximo festival y el hecho de realizar conciertos en el Centro Cultural Kirchner y luego la despedida de Alcaraz, agradeciendo a la prensa y al equipo de programación. “Los esperamos todos los días con las puertas abiertas”, dijo para finalizar el acto.

Repertorios y elencos operísticos

Con esta idea de Diemecke sobre la “música que hace que un público pueda venir y pueda disfrutar”, la temporada lírica oficial se centra mayormente en obras por demás transitadas, que van desde el Romanticismo al siglo XX: la ópera bufa L’italiana in Algeri (1813) de Gioacchino Rossini, los dramas musicales Tristán e Isolda (1865) de Richard Wagner, Aida (1871) de Giuseppe Verdi —para celebrar los 110 años del Colón— y La bohème (1896) de Giacomo Puccini —presentada hace siete años en la reapertura de la sala—, y Pelléas et Mélisande (1902) de Claude Debussy en el centenario de su fallecimiento —y a seis años de su última producción—. A este grupo de obras hay que sumarle el oratorio de estética clásica Las estaciones (1801) de Joseph Haydn y el estreno latinoamericano de Tres hermanas (1998) de Peter Eötvös, una ópera programada para este año que por cuestiones operativas pasó a 2018.

Los límites estilísticos se amplían con las tres propuestas de la Ópera de Cámara del Teatro Colón: la ópera barroca aparece con la exhumación de Il trionfo dell’onore (1718) de Alessandro Scarlatti, y los siglos XX y XXI están en el estreno local de la genial Powder her face (1995) de inglés Thomas Adès y la reposición de Piedade (2012/7) del brasileño João Guilherme Ripper.

Escena de Tristán e Isolda, producción de Harry Kupfer, Staatsoper unter den Linden, Berlin, 2000

Salvo esta última y el regreso de la producción 1996 de Aida concebida por Roberto Oswald, el resto de las presentaciones escénicas serán nuevas, dos de ellas en coproducción con otros teatros: L’italiana.. con el Festival San Lorenzo del Escorial y la Quincena Musical de San Sebastián, y La bohème con la Ópera de Tenerife y el Auditorio Nacional del SODRE Uruguay. La producción de Tristán e Isolda es enteramente traída de la Staatsoper Unter den Linden de Berlin —incluso con la participación de su orquesta, la Staatskapelle Berlin—, y que será la primera vez que se vea un montaje —estrenado en 2000— de Harry Kupfer en nuestro país.

Regresan al escenario del Teatro Colón, tras varios años de ausencia, los talentosos directores argentinos Gustavo Tambascio (Pelléas) y Rubén Szuchmacher (Tres hermanas), y vuelven los italianos Stefano Vizioli para Norma —había realizado I lombardi alla prima crociata en 2005 — y Stefano Trespidi con La bohème —este año realizó la reposición de La traviata concebida por Franco Zeffirelli—. Debutan en nuestro país los directores Joan Anton Rechi con L’italiana… y la joven argentina Victoria Zamudio en Il trionfo dell’onore, ópera que se representará en el Teatro 25 de Mayo. En ese mismo escenario, Marcelo Lombardero ofrecerá su visión escénica sobre la provocativa Powder her face.

Para estos títulos entre los artistas convocados se destacan la soprano alemana Anja Kampe como Isolda, la norteamericana Latonia Moore como Aida —papel que realizó este año en la Metropolitan Opera de Nueva York—, el ascendente tenor brasileño Atalla Ayan como Rodolfo (La bohème), el debut de la mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera y el esperado regreso al Colón del bajo argentino Nahuel Di Pierro en L’italiana in Algeri , y —tras su cancelación en Otello años atrás— el debut de la soprano Barbara Frittoli como protagonista de Norma, papel que (aparentemente) cantará por primera vez en escena. En esta ópera, el tenor uruguayo de destacada carrera europea Gastón Rivero se presentará en nuestro país, en tanto que Carla Filipcic Holm estará en el elenco alternativo, también debutando el personaje. Las destacadas sopranos argentinas Verónica Cangemi y Daniela Tabernig serán las protagonistas de Pelléas et Mélisande y Powder her face, respectivamente.

1 | 2 >                                                                                                                                                    Continúa

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

Publicado originalmente el 06/12/17

 
Publicado el 07/12/2017
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados