Viernes 15 de Diciembre de 2017
Una agenda
con toda la música


Viernes 15
Sábado 16
Domingo 17

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

"Una intelligentsia musical" de Martín Baña : Un poderoso montoncito de ideas
El historiador argentino aborda en su muy interesante libro la historia cultural de la Rusia del siglo XIX desde la ópera, evidenciando posicionamientos políticos y entrecruzándolos con las perspectivas estéticas del Grupo de los Cinco. Por Ezequiel Pérez
 

Vasili Súrikov, Ejecución de los Streltsí tras la fallida rebelión de 1698, tema de la ópera Kovanschina

UNA INTELLIGENTSIA MUSICAL. MODERNIDAD, POLÍTICA E HISTORIA DE RUSIA EN LAS ÓPERAS DE MUSORGSKY Y RIMSKY-KORSAKOV (1856-1883). Martin Baña. Gourmet Musical Ediciones, Buenos Aires, 2016. 255 pp.

Si tuviéramos que pensar en la escena cultural rusa del largo siglo XIX podríamos constatar rápidamente que los estudios estuvieron centrados —salvo contadas excepciones— en el análisis de la literatura. Ya sea en el soplo que dio movimiento al molino del siglo en la escritura de Pushkin, o en las páginas de Dostoievski, Gogol y Tolstoi, los investigadores de este período recurrieron a las fuentes escritas para mapear los vaivenes políticos, sociales y económicos de una cultura intraducible. Una intelligentsia musical mueve el tablero al iluminar a aquellos compositores que, ante la inminencia de una modernidad plurifronte, recurren a la ópera de temática histórica para dar respuestas a los múltiples problemas que atrincheran a la Rusia pre-revolucionaria. Martín Baña, doctor en Historia y Profesor Adjunto de la cátedra de Historia de Rusia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, se propone abordar los avatares de la modernidad rusa, desmenuzada en el cruce con la historia cultural y la concepción política de sus protagonistas, sin descuidar el análisis formal de las obras.

La novedad del libro de Baña reside en la consideración de los músicos nucleados alrededor de Mily Balakirev (1837-1910) como verdaderos intelligenty; esta apreciación le permite al historiador argentino poner en funcionamiento las herramientas de la historia cultural deteniéndose en la obra de dos exponentes de la ópera rusa decimonónica: Modest Musorgsky (1839-1881) y Nikolái Rimsky-Korsakov (1844-1908). A través de la obra operística de estos compositores —y del círculo de discusión que erigieron durante la segunda mitad del siglo XIX— Martín Baña intentará desentrañar el modo en que la Rusia de los Romanov se inserta en un escenario más amplio, transnacional, en el que las adaptaciones, rechazos y críticas a la modernidad estética y cultural europea dan forma a las discusiones de la intelligentsia.

El krushok de Balakirev

El autor señala en las primeras páginas del libro que no está interesado en el tratamiento de la cultura rusa como un objeto de estudio aislado, sino que su cometido es “entender las acciones que allí se desplegaron para responder a los desafíos que supuso la presión y la expansión de la modernidad”.  Se trata, sobre todo, de reconstruir las líneas de intercambio que surgieron entre Rusia y Europa, y de insertar a la primera en un escenario de discusión cultural más amplio. La forma en que Baña intenta esta reconstrucción es a partir del análisis del funcionamiento del círculo (krushok) de músicos que se reunieron a instancias de Mily Balakirev.

El Grupo de los Cinco: Modest Petrovich Musorgsky, Nikolay Rimsky-Korsakov, Mily Balakirev, Cesar Cui y Alexander Borodin, en el centro de una tertulia

Hace unos años, Carlo Ginzburg nos enseñaba la potencia que se escondía detrás de las palabras de un simple molinero friulano para comprender gran parte de la cosmovisión occidental del siglo XVI. Martin Baña recurre al ‘poderoso montoncito’ (Moguchaia Kuchka) de músicos —tal como los llamó el multifacético Vladimir Stasov— con el fin de indagar en los modos en que Rusia interactuó con el proceso de modernización. En este sentido, el krushok —conformado por Balakirev, César Cui, Musorgsky, Rimsky-Korsakov y Alexander Borodin— es también un montoncito de ideas que evidencian el rumbo de la intelligentsia. Y allí están los tópicos que moldean la identidad de Kuchka, uno por uno, ya sea en el complejo posicionamiento que los integrantes adoptaran en el debate entre eslavófilos y occidentalistas o en la concepción de la ópera como ‘oratorio’ frente al privilegio de la acción dramática, entre otras discusiones que abordó el grupo de “los Cinco”.   

Lo cierto es que Martín Baña pone en funcionamiento las disputas surgidas en el seno del krushok y sitúa a los músicos en el campo mismo de las querellas culturales y políticas. La reivindicación del diletantismo, a instancias del influyente Stasov en su enfrentamiento con Rubinstein, nos muestra un círculo que apuesta por la experimentación formal, que echa mano a los recursos folklóricos, que no tiembla en criticar el conservadurismo alemán al tiempo que reivindica la maestría de Liszt.

Una intelligentsia musical es la historia de un pequeño grupo que repensó la Rusia del siglo XIX desde el trabajo colectivo, construyendo una obra nacida de múltiples manos y al calor de las discusiones que se impregnaron en las paredes de la casa de Balakirev.

Intervenciones

"La muerte de Boris" en la producción del estreno de Boris Godunov en el Teatro Mariinsky, 1874.

Tres capítulos dedica Martín Baña al análisis de la obra de Musorgsky y Rimsky-Korsakov. El primero de ellos aborda la ópera Pskovityanka de Rimsky, compuesta entre 1868 y 1872. Baña detalla minuciosamente los recursos utilizados por el compositor, desde el uso del coro hasta el empleo de los motivos que insisten en subrayar una pregunta fundamental “¿Qué problemas hay en el país?”. La ópera de Rimsky se presenta como una denuncia a los costos del ‘progreso’ y a la centralidad de Moscú.

La segunda de las obras analizadas indaga en las causas de esos problemas surgidos bajo la lógica de la modernidad europea en Rusia. En Boris Godunov de Musorgsky, estrenada en 1874, la rebelión popular empuja a la reflexión sobre la cuestión del poder. En este sentido, según el lúcido parecer de Baña, la ilegitimidad del poder político se coloca en el centro de la escena. Pero tal vez el momento más interesante del análisis se dé en el capítulo cinco, en el que el autor da cuenta de Kovanschina, la ópera que surge de la iniciativa de Stasov, que compone Musorgsky hasta su muerte y que termina el mismo Rimsky-Korsakov. Nuevamente es una pregunta la que guía esta obra: ¿cómo es posible resolver los problemas expuestos en las óperas anteriores?

La clave está en la lucha contra los elementos que traban el desarrollo de la modernidad en Rusia. Y aquí podríamos señalar que Baña es generoso en su intento, ya que resigna la claridad esquemática de un objeto inmóvil para adentrarse en el instante en que el pequeño montoncito interpela la realidad política y social. Como una verdadera intelligentsia que produce su obra desde el compromiso moral y destella en el momento mismo de su intervención colectiva.

Cerca de la revolución

El libro Una intelligentsia musical es la historia de un poderoso montoncito de ideas. El abordaje permite un acercamiento a la historia cultural de la Rusia decimonónica desde la música. La ópera se convierte, de este modo, en una fuente de estudio que puede delinear los rasgos de una época. El análisis formal echa luz sobre los posicionamientos políticos, se entrecruza con las perspectivas estéticas de un grupo de músicos y reordena el mapa para concebir un mundo de intercambios y disputas en continuo proceso.

Pocos días nos separan de los cien años de ese gran acontecimiento que fue la Revolución Rusa. Martín Baña hace girar la rueda y nos muestra una última instantánea del Krushok: Rimsky-Korsakov, en los años postreros de su vida, participando en la revolución de 1905 y apoyando a los estudiantes huelguistas. Entender a los compositores-intelligenty como uno de los vientos que dieron impulso al movimiento revolucionario del siglo XX es una de las líneas que el autor traza en la conclusión y que se extiende más allá de su libro. Como si señalara una mano intrusa que da vueltas el aspa del molino. O, mejor aún, un poderoso montoncito de manos.

Ezequiel Pérez
Septiembre 2017

Seguinos en www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Leíste este libro, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 13/09/2017
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados