Jueves 23 de Marzo de 2017
Una agenda
con toda la música



Viernes 24
Sábado 25

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“De Materie” en el Teatro Colón : ¿Qué de la música es materia?
Como apertura de la temporada 2017 del Colón Contemporáneo, se repuso la impactante obra del holandés Louis Andriessen, cuyo estreno latinoamericano se realizó en agosto del año pasado en el Teatro Argentino de La Plata. Por Ernesto Castagnino
 

Sección 1 de De Materie, Teatro Colón, 2017

DE MATERIE, obra escénica para soprano, tenor, dos recitantes, coro, ensamble de saxos y orquesta. Música de Louis Andriessen. Coproducción con el Teatro Argentino de La Plata. Función del sábado 25 de febrero de 2017 en el Teatro Colón, en el marco del ciclo Colón Contemporáneo. Dirección musical: Pablo Druker. Dirección escénica: Heiner Goebbels. Video (sección 1): Minou Maguna, en colaboración con Gastón Luciani. Proyecciones analógicas (sección 4): Andrés Denegri. Coreografía: Edgardo Mercado (sección 3). Iluminación: Heiner Goebbels y Gabriel Lorenti. Diseño sonoro y operación: Daniel Osorio. Elenco: Oriana Favaro (Hadewijch), Robin Tritschler (Gorlaeus), Analía Couceyro (Marie Curie), Samanta Vibart (bailarina recitante en escena 3). Nonsense, ensamble vocal de solistas. Sigma Project, ensamble de saxos. Bailarines. Orquesta.

En noviembre de 1969, un grupo de músicos holandeses irrumpió en un concierto de la tradicional Orquesta del Royal Concertgebouw con ranitas de juguete. Ante la mirada atónita del director de ese concierto, Bernard Haitink —que optó por retirarse ofuscado de la sala—, cinco músicos protestaban por el enfoque de la programación de la orquesta que dejaba afuera obras contemporáneas. Los cinco jóvenes compositores que lideraron la llamada Aktie Notenkraker (Acción Cascanueces) —identificados con los ideales de mayo del ‘68 e involucrados en las manifestaciones contra la guerra de Vietnam— eran Peter Schat, Reinbert de Leeuw, Misha Mengelberg, Jan van Vlijmen y Louis Andriessen.

El compositor Louis Andriessen, con 77 años, es una de las figuras más relevantes de esa indefinible categoría que es la “música contemporánea”. Las nociones con que la crítica musical y la musicología definen estilos y períodos difícilmente sean adoptadas por los propios músicos que, naturalmente, consideran su creación como algo único y propio. Andriessen, que se ha formado en su juventud con Luciano Berio, está indudablemente influenciado por el serialismo pero no se considera serialista; ha coqueteado con el minimalismo pero rechaza ser catalogado como minimalista; se ha manifestado desde su juventud en cuestiones políticas pero no se autodefine como un “músico político”.

De Materie es una obra escénica pero no es una ópera en sentido clásico, la línea argumental que une las cuatro secciones es un concepto: la materia. ¿Qué saber puede responder a la pregunta ‘qué es la materia’? Cada sección aborda el concepto desde un aspecto diferente: en la primera será desde la política y la filosofía, en la segunda desde lo religioso, la tercera desde el arte y la cuarta desde la ciencia. Política, Filosofía, Religión, Arte y Ciencia van produciendo sentidos que, entrelazados, conforman la aproximación del compositor a la complejidad y polisemia de la noción de Materia, mostrando al espectador que el todo es más que la suma de las partes. Y es que la Música recorre los cuatro momentos, no como mero soporte de la palabra ni como comentario de lo que se ve, sino como otra aproximación al tema, tan válida como las demás. Y seguramente allí mismo radica su potencia.

Oriana Favaro (Hadewijch) en la Sección 2 de De Materie, Teatro Colón, 2017

La primera sección arranca con una rítmica enunciación de tres textos que se superponen: mientras el coro dice las palabras de la Declaración de la independencia de Holanda de 1581 y de un libro de construcción naval del siglo XVII, un tenor solista expone ideas del tratado filosófico Idea Physicae de David van Goorle. En la segunda sección la soprano solista dará voz a los poemas de Hadewijch de Amberes, monja y poeta mística del siglo XIII. La tercera sección está dominada por la figura del pintor Piet Mondrian a través de citas del diario de una amiga, intercaladas por fragmentos de un tratado de geometría. Finalmente, la cuarta sección se centra en la figura de Marie Curie que escribe en su diario acerca del dolor por la desaparición física del objeto amado.

Heiner Goebbels, compositor y director alemán, fue el encargado de la puesta escena y su visión apuntó a una exposición clara en la que cada cuadro tenía una identidad propia pero también logrando una continuidad que daba unidad a la obra. Como comenta en la entrevista realizada por Gustavo Fernández Walker para Tiempo de Música, Goebbels despojó a la sala de todos los telones y ubicó al coro y la orquesta en andamios y tarimas que se deslizaban según la necesidad. Por ejemplo, en el cuadro tercero, la tarima que sostiene la sección de cuerdas se retira para volver en la cuarta parte. Delante de la orquesta, los solistas, bailarines y la actriz que interpreta a Marie Curie se desplazan entre unos pocos objetos escénicos. Los textos traducidos al español son proyectados sobre la pared u otras superficies mientras que la iluminación, diseñada por Goebbels, se convierte en un elemento central de la puesta, creando las diferentes atmósferas y estados anímicos por los que atraviesa la obra.

El director musical de esta reposición fue Pablo Druker, quien conocía la obra en profundidad por haber sido el director asistente de Peter Rundel en el estreno platense. Daniel Osorio tuvo a su cargo el diseño sonoro —la partitura exige la amplificación de los instrumentos y las voces—, uno de los elementos más delicados de la puesta en una sala preparada para un sonido no amplificado, consiguiendo suficiente equilibrio y balance entre las distintas fuerzas sonoras.

Sección 3 de De Materie, Teatro Colón, 2017

Una mención merece el cuarteto de saxos español Sigma Project —junto a Andrés Castellani como invitado— cuyo sonido domina en la tercera sección al ritmo del bailable boogie-woogie. El Nonsense Ensamble tuvo una destacable actuación en las partes corales así como los dos solistas: la soprano Oriana Favaro repitió su excelente interpretación de la exaltación mística de la monja medieval en la parte solista más extensa y difícil de la obra, mientras que al tenor Robin Tritschler se lo escuchó más aplomado y seguro que en el debut platense. La actriz Analía Couceyro dijo los textos de Marie Curie con sentimiento, pero sin afectación y los siete bailarines dieron vida a la interesante coreografía diseñada por Edgardo Mercado en la sección “Mondrian”.

Una estimulante apertura del año para Colón Contemporáneo con esta reposición de la ¿ópera? de Louis Andriessen estrenada en Ámsterdam en 1989 pero que aún tiene mucho para decir. Con las tres funciones platenses de 2016 y las dos del Teatro Colón de este año, el público argentino ha tenido cinco oportunidades de acercarse a De Materie, algo no muy frecuente en una obra contemporánea.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Marzo 2017

Imágenes gentileza Teatro Colón / Fotografías de Arnaldo Colombaroli y Máximo Parpagnoli
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 06/03/2017
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados