Lunes 27 de Febrero de 2017
Una agenda
con toda la música


Lunes 27
Martes 28
Miércoles 1

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“El malentendido” en el CETC : Fascinación por el género
La ópera de cámara de Fabián Panisello, basada en la obra teatral de Albert Camus, tuvo momentos musicales y dramáticos bien logrados, gracias al trabajo de excelentes intérpretes. Por Luciano Marra de la Fuente
 

Piia Komsi (Martha) y Leonardo Estévez (Jan) en una escena de El malentendido, CETC, 2016

EL MALENTENDIDO, ópera con música de Fabián Panisello y libreto de Juan Lucas basado en la obra de teatro homónima de Albert Camus. Estreno mundial (7 de abril de 2016), encargo del Centro de Experimentación del Teatro Colón. Coproducción con el Festival de Otoño de Varsovia, la Ópera de Cámara de Varsovia, la Nueva Ópera de Viena, el Centro Nacional de Creación Musical de Niza y el Teatro Real de Madrid. Función del martes 12 de abril de 2016 en la Sala del CETC. Dirección musical: Walter Kobéra. Dirección de escena: Mariano Tenconi Blanco. Concepto de escenografía y vestuario: Oria Puppo. Iluminación: Alejandro Le Roux. Coreografía: Josefina Gorostiza. Videoarte: Joaquín Aras. Ingeniero de sonido: Alexis Baskind. Elenco: Piia Komsi (Martha), Alejandra Malvino (Madre), Leonardo Estévez (Jan), Natallia Salardino (Marie), Horacio Marassi (Viejo criado). Ensamble instrumental: Patricia Da Dalt, flauta; Federico Landaburu, clarinete; Daniel Crespo, trompeta; Pablo Ahumada, corno; Heini Schneebeli, trombón; Néstor Estorello, saxofón; Martín Centeno, violín; Mariano Malamud, viola; Martín Devoto, violoncello; Facundo Ordóñez, contrabajo; Silvia Dabul, teclado; Lucas Urdampilleta, piano y teclado; Bruno Lo Bianco y Oscar Albrieu Roca, percusión.

“No” es la primera y la última palabra que se escucha en El malentendido, la ópera de cámara estrenada a comienzos de abril en el Centro de Experimentación del Teatro Colón como fruto del encargo al compositor argentino Fabián Panisello, radicado hace más de dos décadas en España. La primera vez aparece en una grabación de voces que sutilmente se entremezclan con la maraña instrumental del tensionante preludio. La última será la respuesta que le da el Viejo criado, cómplice silente de toda la tragedia que ocurre en la obra, a María cuando le pide ayuda. Entre un punto y otro se desarrolla el arco dramático progresivo de la obra original de teatro de Albert Camus, escrita y estrenada en 1944, aquí adaptada por el español Juan Lucas, aunque manteniendo el idioma francés original.

No hace tanto vimos Réquiem de Oscar Strasnoy, otro compositor argentino radicado en Europa, que trabajó con un libreto en inglés, o Quartett del italiano Luca Francesconi también cantada en inglés. Tanto en el caso de Panisello como el de Strasnoy hay una necesidad explícita de trabajar con la lengua de origen de sus fuentes literarias para potenciar su drama musical, no así el caso de Francesconi que se enclava en la tendencia actual de tomar al inglés como lengua franca de la ópera.

La anécdota de El malentendido es sencilla: luego de veinte años Jan regresa a su pueblo, junto con su mujer María. Decide ocultar su identidad a su madre y hermana Martha, propietarias de un hotel, quienes no lo reconocen. Con la idea de alejarse de ese lugar gris, ellas, junto a un viejo criado, asesinan a los hombres solitarios que se hospedan para apoderarse de su dinero. Ese será el destino de Jan, envenenado por su propia familia. María, ante la ausencia de su marido, se presenta en el hotel pidiendo explicaciones: Martha le cuenta que su madre se suicidó y que ella pronto correrá la misma suerte. En la búsqueda de su marido, María pedirá ayuda al viejo criado quien dirá “No”. Basado en una historia real, la obra de Camus tiene el mismo punto de partida que el libreto original de Jean Cocteau de El pobre marinero (1927) con música de Darius Milhaud. Tanto una como en otra son el resultado de las épocas de post-guerras, donde el desasosiego, la miseria y la indiferencia atraviesan la idea de una vida sin sentido.

Piia Komsi (Martha), Alejandra Malvino (Madre) y Horacio Marassi (Viejo criado) en El malentendido, CETC, 2016

La estructura dramática de la ópera de Fabián Panisello está concebida como una sucesión de escenas, no tan concisas, unidas por interludios. Si bien cada interludio tiene un interés musical intenso, tal vez ese encorsetamiento que poseen las escenas haya resentido el progreso más inmediato del arco dramático, demorando la resolución de las acciones. Algo que también resiente es la recursividad de ciertas escenas: se ve dos veces, por ejemplo, cuando Jan se registra en el hotel, aunque la segunda vez sea en un tempo más rápido y un tono más paródico desde la marcación escénica; también el monólogo de la Madre —quizá uno de los momentos más bellos musicalmente de la obra, donde la voz de la mezzosoprano es doblada por la del barítono y la de una de las sopranos— se repite pero en forma hablada con una grabación.

La escritura vocal es compleja, haciendo uso desde el canto pleno hasta los susurros más suaves. Quizá la línea de canto de las sopranos sean un tanto estridente, haciendo abuso de una tesitura demasiado aguda —me recuerda a la misma tesitura que György Ligeti le dio al personaje de Mescalina en El gran macabro—. En un principio uno podría pensar que esta elección tendría que ver en la manera de caracterizar al personaje conflictivo de Martha, pero cuando aparece María, un personaje totalmente opuesto al de Martha, sencillo e inocente, uno encuentra los mismos recursos vocales; conclusión: las sopranos en esta obra cantan de esa manera. Los momentos más acabados vocalmente son los de la Madre —ya se mencionó ese hermoso monólogo— y los de Jan, encarnado por un barítono, quien tiene otro monólogo bastante lírico que comienza con la frase “Todo esto es absurdo”, y en donde la voz tiene un contrapunto con el saxofón.

La propuesta escénica de Mariano Tenconi Blanco, en un nuevo trabajo para la escena operística contemporánea luego de La libertad total (2014) de Lucas Fagin y Pablo Katchadjian, apeló en las primeras escenas a la convivencia de diferentes registros en consonancia con la música y el libreto, desde lo caricaturesco en ciertas marcaciones del grupo del hotel hasta lo melodramático en la pareja de Jan y Maria. Una vez que la inocencia que posee el disparador de la tragedia desaparece y la trama se torna sórdida, el tono trágico y patético domina la escena, más allá de la presencia grotesca del Viejo criado. El planteo contó con un apoyo visual impecable por parte de Oria Puppo en la concepción escenográfica y vestuario, Alejandro Le Roux en la iluminación y Joaquín Aras en el diseño de las proyecciones de video.

Alejandra Malvino (Madre), Horacio Marassi (Viejo criado) y Leonardo Estévez (Jan) en El malentendido, CETC, 2016

Tomando el espacio central de la sala del CETC, la escenografía de Puppo estuvo dominada por cajas de madera rectangulares —incluso invadían desde la entrada de la sala—, ampliando verticalmente el espacio teatral con una potente escalera, pequeña y claustrofóbica, por la cual asciende Jan en busca de su destino. Cuando las escenas ocurrían en la habitación superior de Jan los personajes aparecían bajando por esa escalera, tal vez simbolizando el descenso moral que ellos realizan para efectuar el crimen, aunque produciendo una contradicción visual que le restó la fuerza dramática de ese elemento escénico. La iluminación de Le Roux remarcó los climas de tensión de cada situación, generando espacios de claroscuros y de luz plena, en tanto que los diferentes interludios fueron ilustrados por interesantes proyecciones de video —responsabilidad del videoartista Joaquín Aras— con imágenes alegóricas, algunas más explícitas que otras.

El elenco convocado para este estreno mundial sirvió perfectamente a todas las exigencias de la partitura y de la lectura escénica. La mezzosoprano Alejandra Malvino compuso de manera excelente a la doliente madre, ambigua en sus decisiones, con una entrega vocal impecable, en tanto que el barítono Leonardo Estévez transitó los diferentes momentos de Jan, desde la candidez de la burla en el comienzo a la zozobra antes de su muerte, con buena línea de canto y actuación un tanto unidimensional, así marcada en la obra.

La soprano finlandesa Piia Komsi, ya conocida en nuestro país por haber protagonizado Medeamaterial de Pascal Dusapin en el Ciclo de Música Contemporánea del Teatro San Martín (2005), pudo sortear con facilidad la endiablada tesitura y exigencias vocales del personaje de Martha, además de poseer un desempeño escénico impactante. No tan cómoda en ese registro, la soprano Natalia Salardino cantó las partes más líricas de María con mayor holgura. Mención aparte merece el actor Horacio Marassi en la composición del Viejo criado, por su impronta y versatilidad escénica para generar diferentes situaciones dramáticas.

Alejandra Malvino (Madre) y Leonardo Estévez (Jan) en una escena de El malentendido, CETC, 2016

Bajo la dirección de Walter Kobéra, el ensamble, integrado por los más destacados instrumentistas argentinos de la actualidad, fue el sostén dramático de los cantantes y tuvo su lucimiento tanto de manera solista como en conjunto. También se integró al interesante discurso electroacústico, integrado por sonidos y palabras, realizado en el Centro Nacional de Creación Musical de Niza.

Quizá a esta adaptación de El malentendido como ópera de cámara por parte de Fabián Panisello le hubiera convenido un poco más de síntesis, liberarse de una estructuración tan cerrada y dejar de lado alguna repetición un tanto forzada del texto, para lograr un progreso dramático más fluido. Más allá de esto, se nota la fascinación de Panisello por el género operístico creando momentos musicales dramáticos bien logrados, potenciado por la alta labor artística de todos los intérpretes involucrados en este bienvenido encargo del Centro de Experimentación del Teatro Colón.

Luciano Marra de la Fuente
editor@tiempodemusica.com.ar
Abril 2016


Imágenes gentileza Teatro Colón / Fotografías de Máximo Parpagnoli
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 25/04/2016
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados