Jueves 23 de Marzo de 2017
Una agenda
con toda la música



Viernes 24
Sábado 25

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Pablo Aguirre : Inagotable pasión por el trabajo
A la espera de que culmine el proceso de edición de su disco grabado en Berlín, TIEMPO DE MÚSICA conversó con el compositor argentino Pablo Aguirre, quien se encuentra en Buenos Aires concentrado en un intenso período de producción de nuevo material musical. Por Paola Rompato
 

Singular por donde se lo mire, Pablo Aguirre transita espacios artísticos en apariencia paradójicos: compositor de corte netamente académico y meticuloso intérprete de sus propias -y elaboradas- obras camarísticas que, sin embargo, porta un enriquecedor pasado dentro del ámbito de la música popular; sus momentos de mayor inspiración artística suceden en Buenos Aires pero desarrolla su carrera en Berlín... Y como si todo esto fuera poco, hace obras que llevan por título "sonata tanguera" (Ver recuadro abajo).

Admirador de Piazzolla y Ginastera, Pablo Aguirre asume con audacia el compromiso de recorrer la senda abierta por estos dos compositores y aporta nuevas e interesantes obras construidas con las herramientas de la música académica, pero que tienen la mirada puesta en la fuerza propulsora de la música popular argentina.

Luego de algunos años de ausencia en el escenario porteño, este compositor argentino se abre a conversar con Tiempo de Música y nos invita a conocer su atrayente mundo musical, mostrándonos un intenso presente artístico, constructor de sólidas bases que vislumbran un futuro muy prometedor.

- ¿Qué estás haciendo musicalmente en este momento?
Estoy escribiendo una obra para orquesta de cámara y otra para cuarteto de cuerdas. Y cuando termine esto me voy a poner a preparar la presentación del disco que grabamos en Berlín con Luis Rocco.

- ¿Por qué grabaron en Berlín? ¿Cómo es esto?
Es que en realidad mi obra se edita en Alemania, en la Editorial Lunovis Verlag y por eso grabamos allá.

- Tengo entendido que en Berlín no solamente grabaron el disco, si no que además tocaron en vivo.
Sí, es así. Dimos dos conciertos que fueron muy interesantes. Uno fue el concierto de prensa y otro fue un concierto abierto al público, en la Iglesia de la Pasión.

- ¿Y cómo fue esa experiencia? Estaban en un escenario muy exigente, tocando obras tuyas…
Y si, muy exigente. Mirá, literalmente el público nos estaba tomando examen… Pero te puedo asegurar que fue como "un romance in crescendo", que terminó con aplauso ininterrumpido al final. Personalmente, para mí, ese concierto fue una sensación de inmensa plenitud y felicidad. Ahí verdaderamente sentí que estaba haciendo aquello para lo cual vine al mundo.

- O sea que cuando salga el disco que grabaste en Berlín vamos a poder conocer al verdadero Pablo Aguirre, vamos a conocer realmente tu lenguaje…
Mirá, el disco que grabamos con Luis, te diría que es… ¿cómo te puedo explicar?… ese es "el" sentido de mi vida. Yo tengo total conciencia que todo lo que hice en mi vida hasta el día de hoy fue para sacar "ese" disco, para escribir "esa" música y para tocarla. Ahí, "eso" es Pablo Aguirre… podrá gustar o no, pero eso es lo que yo soy 100%.

- Es muy interesante esto que decís y sería bueno que podamos escuchar ese disco en Buenos Aires, entonces… ¿tendremos presentación del disco aquí?
La verdad que no lo sé esto ahora. De todas maneras yo tengo muy claro que mi lugar de desarrollo musical en el mundo es en Berlín. Buenos Aires es mi lugar de inspiración, que es otra cosa. Buenos Aires es el lugar donde yo viví todas las experiencias de mi vida que me llevan a escribir de esta manera, que eso es lo importante. Ahora, después si el disco se va a presentar en Buenos Aires o no, eso no lo sé. Algunos conciertos quizás hagamos, pero en realidad en Buenos Aires yo me veo organizando un proyecto que tenga obras de otros compositores que están experimentando con el tango, no solamente hacer un concierto mío.

- ¿Y hay compositores que estén dentro de tu misma línea?
Hay todo un desarrollo del tango camarístico que se ha dado netamente en el exterior. Vos fijate que en Argentina hay un gran desarrollo de un circuito tanguero centrado en arregladores musicales, intérpretes y bailarines, que es maravilloso. Pero hay que tener en cuenta que existe también todo un mundo de compositores vinculados al tango más camarístico, que se está desarrollando afuera y no en Argentina, como es el caso de Fernando Otero, Pablo Ziegler, Gustavo Beytelmann, Saúl Cosentino, Máximo Pujol… Hay mucha música editada de esto y yo creo que el gran desafío que hay acá en Buenos Aires es que este estilo de música que está tan desarrollado, empiece a tener un espacio propio porque me parece que es un género que da para eso.

- Supongo que admirarás a varios músicos… pero ¿a qué músicos argentinos admirás?
Mirá, de la nueva generación admiro a Natalia González por su talento sin límites y su coraje para cortar el cordón umbilical antes de los nueve meses. Me parece que el disco que grabó de tango (Concierto Tango) muestra a una persona totalmente dominadora de la técnica del piano, tocando con un dominio total un lenguaje que no es el que le enseñaron en el conservatorio. Además Natalia me inspiró la sonata tanguera para piano cuando yo pensé que no volvía a tocar debido a un accidente que había tenido en la mano… Bueno, la sonata fue hecha a su medida y bajo esas circunstancias. De los músicos argentinos consagrados admiro a Daniel Barenboim porque es la prueba de que uno puede ser un genio y, a su vez, puede ser un medio para expresar los ideales más nobles de la humanidad. Barenboim me dio la idea de componer el Concierto por la Paz. Y te agrego a dos compositores argentinos que admiro profundamente: uno es Astor Piazzolla y el otro es Alberto Ginastera, porque ambos fueron salvajemente criticados en Argentina, pero hoy, después de muchos años, su música ha perdurado por encima de todo. Ellos son inconfundibles. Y fueron los que me dieron el incentivo para escribir música desde el tango y desde el folklore.

- ¿A vos te interesa continuar tocando el piano, te interesa seguir con Luis Rocco o pensás seguir con otro tipo de formaciones?
Yo lo que deseo con Luis es desarrollar hasta las últimas consecuencias el paso que ya hemos dado; en primer lugar porque es la música de "mi" vida y porque encontré en Luis a un gran virtuoso que interpreta mis obras, entonces yo quiero verdaderamente dar con él el paso que viene, que es presentar en toda Europa el disco que grabamos; quiero que sea un momento de gran disfrute. Entonces con Luis lo que me espera es muy importante. Ahora, por un lado es cierto que yo no voy a componer toda la vida para flauta y piano, y por otro lado es real que también me gustaría algún día tener una formación un poco más amplia, también con Luis.

- Bueno, entonces vos vas a seguir tocando… me refiero a vos, independientemente de Luis Rocco.
Sí, si, yo voy a seguir tocando.

- En realidad esto te lo digo por los límites entre la música académica y la música popular. Se supone que el músico popular escribe y toca; y el compositor académico alguna vez tocó pero en realidad no toca tanto. No te estoy haciendo una pregunta, si no que simplemente reflexiono y te digo: pensás seguir tocando, como manteniéndote en ese lugar. Y así como pensás seguir tocando, paralelamente quizás estás componiendo una obra para orquesta…
Mirá, si vos me preguntás cuál es el objetivo de mi vida de aquí para adelante, yo me veo viviendo nueve meses del año muy encerrado en mi casa escribiendo todo el día y preparándome; y después tres meses del año sumamente expuesto presentando en Europa o donde venga ese material. No me veo un tipo que esté permanentemente tocando, eso no es para mí. Yo necesito de momentos donde poder replegarme y repensar lo que yo estoy haciendo. Pero también aparece el lugar de músico popular mío, que es el contacto sanguíneo con el escenario, y eso lo voy a seguir haciendo.
El tema de componer es algo totalmente maravilloso y mágico; yo creo que es una actividad en donde además de todo el manejo de las herramientas que se aprenden en una facultad, hay un componente vinculado con lo divino muy grande. Yo creo que en la composición ese 2% de inspiración que hay en una obra es una cosa totalmente divina, que tiene que ver con algo que excede nuestra conciencia y eso es maravilloso y eso es lo que yo más soy. Pero también necesito el contacto sanguíneo con el escenario, sentir que te estás arriesgando, que estás tocando y que estás hablando sin hablar.

Entrevista de Paola Rompato, realizada en junio de 2006

La Sonata Tanguera: el triunfo de un argentino en Berlín
Por Paola Rompato

Término controvertido si se quiere, la sonata tanguera resulta ser una creación de Pablo Aguirre. Fundada sobre la base de la clásica "forma sonata", Aguirre crea una nueva forma musical que se desarrolla con un lenguaje extremadamente elaborado, heredero de los más exquisitos recursos compositivos de Bartók, Stravinsky y Debussy, pero que mantiene las dosis exactas de la música cuidadana porteña logrando que el tango permanezca de manera subyacente a lo largo de toda la obra.

Tres son -hasta ahora- las sonatas tangueras aguirrianas: la I Buenos Aires en Llamas (para violín y piano), la II Buenos Aires Renacer (para flauta traversa y piano) y la III Buenos Aires Alquimia (piano solo). Todas mantienen una estructura formal que es el resultado del desglose de un primer movimiento de sonata clásica, quedando una obra dispuesta de la siguiente manera:

1º movimiento: exposición tema A
2º movimiento: transición
3º movimiento: exposición tema B
4º movimiento: desarrollo
5º movimiento: reexposición y cadencia
6º movimiento: coda

La "excepción a la regla aguirria-na" (recordemos que toda excepción confirma la regla) está en Buenos Aires Alquimia (la que grabó la pianista Natalia González en su primer CD), en donde se agrega un primer movimiento que está estructurado a la manera de un primer movimiento o allegro de sonata clásica.

Se puede estar de acuerdo o no y se puede discutir la terminología, pero es real que Pablo Aguirre apostó a su música y creó la sonata tanguera, una forma musical de la cual estamos en condiciones de decir que es identitaria del lenguaje compositivo aguirriano y, quizás, portadora de un nuevo concepto tanguero, inspirado en los audaces caminos que abrió Astor Piazzolla. Lo cierto es que las obras de Pablo Aguirre -incluidas obviamente sus tres sonatas tangueras- se editan en Europa, fueron aceptadas como música académica por la sociedad austríaca de compositores -AKM Staatlich Genehmigte Gesellschaft der Autoren Komponisten und Musikverlager- y, como complemento, el sitio Klassika (uno de los más reconocidos de música académica de habla alemana), ha incorporado a la sonata tanguera como forma musical (www.klassika.info/index_AlleGattungen.html Ver: tangosonaten)

Mal que nos pese, no se puede obviar el lugar común: ¿música académica o música popular? ¿sonata o tango? La respuesta no es unívoca para ninguno de los dos lados; la respuesta es simple -y complejamente- "sonata tanguera", una forma musical que es la muestra del camino de búsqueda del compositor, de la necesidad de encontrar un lenguaje propio, lenguaje que se cristaliza en obras que, más que hablar de Pablo Aguirre, hablan de una identidad cultural local, una identidad cultural que revela a un argentino haciendo triunfar sus más profundas raíces porteñas en la academia musical de Berlín.

Más info:
www.pabloaguirre.com
www.klassika.info/Komponisten/Aguirre_Pablo/wv_gattung.html
www.klassika.info/Komponisten/Aguirre_Pablo/index.html
www.akm.co.at/index.php

Fotografías gentileza Editorial Lunovis Verlag Berlin

Publicado originalmente el 29 de agosto de 2006

 
Publicado el 16/06/2014
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados