Viernes 23 de Julio de 2021
Una agenda
con toda la música






Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

"El cimarrón" desde la sala Xirgu Espacio Untref : Un relato de lacerante actualidad
Una excelente versión de la ópera de cámara de Hans Werner Henze, con su potente mensaje contra el racismo y la opresión, es el único estreno operístico de 2020 en la Argentina. Por Ernesto Castagnino
 

 Iván García (Esteban Montejo) en una escena de El cimarrón, Xirgu Espacio UNTREF, 2020

EL CIMARRÓN, ópera en 15 cuadros con música de Hans Werner Henze y libreto de Hans Magnus Enzensberger, basado en Biografía de un cimarrón de Miguel Barnet. Funciones vía streaming desde el miércoles 9 de diciembre de 2020 por la plataforma Opera21.live, desde la sala Xirgu Espacio UNTREF, organizado por Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF). Coproducción de TMC (Teatro Musical Contemporáneo), 4’33’’ Música contemporánea y artes escénicas y Barry Editorial. Dirección musical: Agustín Tocalini. Dirección de escena: Marcelo Lombardero. Escenografía y video: Matías Otálora. Vestuario: Luciana Gutman. Iluminación: Horacio Efrón. Diseño de sonido: Pablo Formica. Intérpretes: Iván García (Esteban Montejo), Patricia García, flauta; Martín Marino, guitarra; Bruno Lo Bianco, percusión. Producción general: Martín Bauer.

El director escénico Marcelo Lombardero forma parte de ese grupo de creadores que jamás se quedarán en el lugar de la comodidad, que son capaces de reinventarse una y otra vez, y son impulsados a producir hechos artísticos incluso en contextos adversos. En un año signado por una pandemia que obligó a la cancelación de toda la actividad teatral y musical, Lombardero —junto a Martín Bauer— ideó la posibilidad de estrenar una ópera en un formato que cumpliera con las recomendaciones sanitarias de distanciamiento social. Es claro que la transmisión en streaming no sustituye la experiencia de asistir a una función en vivo, por lo cual se trató, entonces, de partir de allí no como un obstáculo sino como un desafío. Eligiendo una ópera que permitiera cumplir con todos los protocolos —se trata de un solo personaje y tres músicos— Lombardero y Bauer idearon un espectáculo audiovisual de enorme calidad artística que combina con eficacia teatro y cine.

Integrante de las vanguardias musicales del siglo XX, Hans Werner Henze, a diferencia de la mayoría de sus contemporáneos, no solo no aborreció de la ópera por considerarla un género obsoleto, sino que compuso con frecuencia para el teatro. Comprometido con el ideario del socialismo, su encuentro con la revolución cubana a fines de los sesentas, lo puso en contacto con la biografía de Esteban Montejo, un esclavo y luego soldado en las guerras de independencia de la isla. Montejo relató su vida al escritor Miguel Barnet, que la publicó con el título de Biografía de un cimarrón.

El compositor alemán construyó este monodrama, al que en rigor denominó “recital para cuatro músicos”, dándole así a los tres instrumentistas y al cantante el mismo nivel de importancia. Efectivamente, la interacción entre la voz y los instrumentos es una pieza fundamental de esta obra, que recorre, a través de 15 cuadros, la centenaria vida del cimarrón Montejo. El protagonista recuerda su esclavitud, la huida y la vida en el monte, el trabajo en el ingenio y las batallas por la independencia, pero a la vez que lo hace reflexiona sobre la condición humana, la dominación, la relación del hombre con la naturaleza, las religiones, las nuevas “esclavitudes” del capitalismo, el sexo y las mujeres. El relato plantea problemas de una lacerante actualidad y la puesta escénica de Lombardero se encarga de subrayarlo.

Iván García (Esteban Montejo) en una escena de El cimarrón, Xirgu Espacio UNTREF, 2020

A partir de una caja escenográfica blanca con el piso inclinado y cubierto en buena parte por tierra, Matías Otálora incorporó algunas proyecciones en video y sólo dos objetos que acompañaron el relato: un banquito donde se sienta el personaje ya viejo y un machete. El extraordinario diseño de iluminación de Horacio Efrón fue una de las piezas clave para crear transiciones y también momentos de alta intensidad dramática, con juegos de sombras y contraluz que aportaron gran teatralidad. El aspecto visual se completaba con el vestuario creado por Luciana Gutman, una creadora que cuida hasta el mínimo detalle. Pilares importantes fueron el cuidado en la fotografía —a cargo de Agustín Di Grazia— y la estupenda toma de sonido —responsabilidad de Pablo Formica—, junto al hábil manejo de cámaras, a cargo de Santiago Camarda.

Lombardero imprimió, desde lo escénico, un ritmo narrativo ágil y lleno de tensión, en tanto el barítono Iván García brindó un arco dramático de gran consistencia. A lo largo de los ochenta minutos García creó un personaje que parte de la rememoración en su vejez y en esa evocación se va transformando —corporalmente— en aquel joven que fue, para culminar el relato volviendo a su realidad de anciano. El barítono venezolano realizó un excelente trabajo vocal y actoral, con una entrega corporal admirable y brindando toda la gama de recursos vocales que la partitura de Henze solicita: voz hablada, sprechgesang y falsetto.
 
Como no se trata de una partitura en la que los instrumentos “acompañan” a la voz, sino que ésta es tratada como un instrumento más del ensamble, el director musical tiene el desafío de lograr esa interacción entre los sonidos vocales y de los instrumentos, que se confunden y se continúan —muchas veces— unos en los otros. Agustín Tocalini estuvo a la altura del desafío, al frente de la concertación musical de una partitura en la que confluyen elementos procedentes de diferentes tradiciones: atonalismo, serialismo, ritmos afrocubanos e incluso neoclasicismo stravinskiano. Excelente trabajo de la flautista Patricia García, el guitarrista Martín Marino y el percusionista Bruno Lo Bianco.

Patricia García, Iván García y Bruno Lo Bianco en una escena de El cimarrón, Xirgu Espacio UNTREF, 2020

Así como en la posguerra europea ante una gran cantidad de teatros cerrados o destruidos surgió el género de la ópera radial, Lombardero —en épocas de teatros cerrados por pandemia— logró superar el obstáculo y concebir una propuesta de gran nivel musical e impecable realización visual. Un espectáculo plenamente disfrutable, con el rescate de una ópera de cámara de uno de los más notables compositores del siglo XX, que el propio Lombardero, en calidad de cantante, estrenó en nuestro país en 1997.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Diciembre 2020

Para ver este streaming...
El cimarrón estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2020 a través de opera21.live. Las localidades pueden adquirirse a través de Ticketek.

Imágenes gentileza TMC
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Viste esta ópera en streaming, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 18/12/2020
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados