Jueves 27 de Abril de 2017
Una agenda
con toda la música


Jueves 27
Viernes 28
Sábado 29

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“Serse” y “Carmen” en San Francisco : Una nueva y otra conocida
Con destacados elencos, se ofreció la ópera seria de Handel por primera vez en esta ciudad y se repuso el tradicional montaje de Jean Pierre Ponnelle de la genial creación de Bizet. Por Ramón Jacques (corresponsal en Estados Unidos)
 

 

Escena del primer acto de Serse, Ópera de San Francisco, 2011

SERSE, ópera de Georges Frideric Handel. Función realizada el sábado 19 de noviembre de 2011 en el War Memorial Opera House de San Francisco, Estados Unidos. Producción escénica de la English National Opera. Dirección musical: Patrick Summers. Puesta en escena: Nicholas Hytner, repuesta por Michael Walling. Escenografía y vestuario: David Fielding. Iluminación: Paul Pyant. Elenco: Susan Graham (Serse), Lisette Oropesa (Romilda), David Daniels (Arsamenes), Heidi Stober (Atalanta), Sonia Prina (Amastris), Wayne Tigges (Ariodatis), Michael Sumuel (Elviro). Orquesta y Coro de la Opera de San Francisco. Director de coro: Ian Robertson. 
CARMEN, opéra-comique de Georges Bizet. Función realizada el domingo 20 de noviembre de 2011 en el War Memorial Opera House de San Francisco, Estados Unidos. Dirección musical: Nicola Luisotti. Dirección escénica: José María Condemi. Escenografía: Jean Pierre Ponnelle. Vestuario: Werner Juerke. Iluminación: Christopher Maravich. Elenco: Anita Rachvelishvili (Carmen), Thiago Arancam (Don José), Sara Gartland (Micaela), Paulo Szot (Escamillo), Susannah Biller (Frasquita), Cybele Gouverneur (Mercedes), Timothy Mix (Dancanaire),  Daniel Montenegro (Remendado), Trevor Scheunemann (Morales), Wayne Tigges (Zuñiga), Yusef Lambert (Lillas Pastia). Orquesta y Coro de la Opera de San Francisco. Director de coro: Ian Robertson.

La célebre e histórica producción que Nicholas Hytner estrenó en 1985 en la English National Opera de Londres sirvió para introducir por primera ocasión la opera Serse de Handel al repertorio de San Francisco. La elegante escenografía, que sitúa la acción en un brillante salón y en los jardines Vauxhall, mezcla elementos modernos con diseños basados en las antiguas estructuras de Persépolis, creando imágenes muy sugestivas. La reposición de Michael Walling redondeó un espectáculo de alto nivel, haciendo que la trama fuera más amena con situaciones de sutil y grata comicidad e ironía.

A lo anterior, se debe agregar una sólida compañía vocal, encabezada por Susan Graham quien con su actuación exaltó la realeza del personaje principal y exhibió su canto reluciente, ágil y refinado. David Daniels dio seguridad al papel de Arsamenes y adornó cada una de sus arias con un canto suave y fluido. La pasión y la emoción la aportó la contralto Sonia Prina a su caracterización de Amastris, a la que prestó su distinguido y oscuro timbre con el que hizo estallar en júbilo al publico después de su aria “Saprà delle mie offese”.

Susan Graham (Serse) en una escena del primer
acto de Serse, Ópera de San Francisco, 2011

La soprano Lisette Oropesa exhibió claridad y admirable convicción vocal como Romilda y Heidi Stober cumplió correctamente como Atalanta. El resto de los cantantes, coro y actores sobre el escenario tuvieron un buen desempeño. La orquesta del teatro, reforzada con clavecín, laúd, tiorba y guitarra barroca, emitió un sonido estilizado, uniforme y dinámico, bajo la briosa conducción de Patrick Summers.

La vuelta de un clásico

 

Thiago Arancam (Don José) y Anita Rachvelishvili (Carmen)
en el primer acto de Carmen, Ópera de San Francisco, 2011

El célebre diseñador y director francés Jean Pierre Ponnelle mantuvo durante muchos años una relación muy estrecha y significativa con este teatro. Es por ello que Carmen continúa escenificándose con la producción que el mismo creó y estrenó en este escenario en 1981. A pesar de la brillantez y el colorido mediterráneo con el que se representan cada uno de los actos, los rígidos escenarios resultan ser obsoletos y poco prácticos, por lo que con cada cambio de escena la función se extendió hasta cuatro horas.

La ópera se presentó en su versión original de 1875 con diálogos hablados, y la animada acción y constantes movimientos marcados por el director argentino José María Condemi ayudaron a que la función transcurriera con mayor fluidez.

Musicalmente, la dirección de Nicola Luisotti fue poco sutil y despareja en los tiempos y la dinámica, creando notables desfases con el escenario. Si bien condujo con emoción y entusiasmo, el fuerte sonido que por momentos emanó del foso cubrió permanentemente a las voces.

Sorprendió el bajo nivel artístico exhibido por el tenor  brasileño Thiago Arancam, un Don José discreto en lo vocal, por mucha fuerza y poca sutileza en el canto, y escasa presencia escénica. Su compatriota, el barítono Paulo Szot, sobreactuó el papel de Escamillo, mostrando argumentos vocales poco convincentes. Por su parte, la soprano Sara Gartland mostró convicción para crear una conmovedora Micaela y en su canto mostró brillo, elegancia en el fraseo y claridad en la dicción.

Escena del cuarto acto de Carmen, Ópera de San Francisco, 2011 

Finalmente, la atención se centró en la Carmen de Anita Rachvelishvili, mezzosoprano de oscuro timbre musical y profusa emisión, quien con su largo cabello oscuro y  seductora actuación, se mostró compenetrada con el papel y convenció. Correctos estuvieron el resto de los cantantes del elenco y el coro
 
Ramón Jacques
Noviembre 2011


Imágenes gentileza Ópera de San Francisco / Fotografías de Cory Weaver
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en estas obras, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 25/06/2012
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados