Sábado 19 de Agosto de 2017
Una agenda
con toda la música


Sábado 19
Domingo 20
Lunes 21

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“Le nozze di Figaro” en Bélgica : Un ópera bufa más agresiva
La Ópera Real de Lieja, en una sede alternativa por refacciones, presentó la obra de Mozart en una producción que cambió el eje dramático y que fue mejorando a lo largo de su representación. Por Ramón Jacques (corresponsal en Europa)
 

Escena del segundo acto de Le nozze di Figaro, la Ópera Real de Lieja
en el Palais Opéra, Bélgica, 2011

LE NOZZE DI FIGARO de Wolfgang Amadeus Mozart. Función realizada el martes 1º de noviembre de 2011 en el Palais Opéra, organizada por la Ópera Real de Lieja, Bélgica. Dirección musical: Christian Zacharias. Puesta escénica e iluminación: Philippe Sireuil. Escenografía: Didier Payen. Vestuario: Jorge Jara. Elenco: Mario Cassi (Figaro), Anne-Catherine Gillet (Susanna), Wiard Witholt (Conde Almaviva), Cinzia Forte (Condesa Almaviva), Jennifer Rivera (Cherubino), Jacques Calatayud (Bartolo), Mireille Capelle (Marcelina), Yuri Gorodetski (Basilio), Chiara Skerath (Barbarina), Ivan Thirion (Antonio), Myriam Hautregard y Emilienne Coquaz (Dos muchachas), Stefano De Rosa (Don Curzio). Coro y Orquesta de la Ópera Real de Lieja, Bélgica.

La Ópera Real de Lieja, Bélgica repuso la célebre obra bufa mozartiana Le nozze de Figaro, obra que fue representada por última ocasión por esta compañía en 2000. La dirección escénica del espectáculo le fue encomendada al director de escena belga Phillipe Sireuil, quien se centró en exaltar la relación entre el Conde y Susanna, renunciando a la ligereza y a la comicidad natural de la trama, ocasionando que los personajes incurrieran por momentos en exagerada actuación y superfluos movimientos.

En ese sentido poco ayudó el reducido espacio del escenario del Palais Opéra, hogar temporal de la compañía mientras el Théâtre Royal permanece cerrado por renovaciones. La escenografía de Didier Payan creó un marco rígido y poco atractivo, en el que gran parte de la acción se realizó dentro de un salón con pocos elementos escénicos y, al final, en un oscuro jardín. Destacaron los elegantes trajes de época de Jorge Jara y la brillante iluminación del propio Sireuil, que pareció dar mayor variedad y fluidez a la escena.

En el foso las cosas tampoco estuvieron completamente bien, particularmente en los primeros dos actos en los que se notó falta de sincronía con los cantantes, ocasionada por la errática y desatenta batuta del pianista, aquí director de orquesta, Christian Zacharias. Por el contrario, los dos siguientes actos fueron dirigidos con mayor control y claridad.

Mario Cassi (Figaro), Anne-Catherine Gillet (Susanna), Wiard Witholt (Conde Almaviva) y Cinzia Forte (Condesa Almaviva) en el segundo acto de Le nozze di Figaro, Ópera Real de Lieja, Bélgica, 2011

La accidentada representación tuvo momentos más destacados en la parte vocal, comenzando por el barítono Wiard Witholt quien asumió el papel del Conde de una manera muy agresiva, condicionado por la dirección escénica, y cantó con voz de sonido metálico de gran amplitud. Como Susanna, la soprano Anne Catherine Gillet actúo con desenvoltura y simpatía, mostrando una voz flexible de buen color.

Mario Cassi mostró la simpatía comunicativa del personaje de Fígaro con solidez y expresividad vocal pero poca actuación, y la mezzosoprano Jennifer Rivera exhibió seguridad vocal y soltura escénica en el papel de Cherubino, aunque por momentos sobreactuó su interpretación. La soprano Cinzia Forte dio vida a una refinada y elegante Condesa que vocalmente exhibió una voz de timbre cálido, homogénea y rica en matices. El resto de los cantantes  del elenco, así como el coro, tuvieron un correcto desempeño.
 
Ramón Jacques
Bélgica, noviembre de 2011

Imágenes gentileza Ópera Real de Lieja, Bélgica / Fotografías de Jacques Croisier
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 11/02/2012
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados