Jueves 27 de Abril de 2017
Una agenda
con toda la música


Jueves 27
Viernes 28
Sábado 29

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

[CD] “Bach: Cantatas” por Natalie Dessay : Desventuras de una artista temeraria
La virtuosa soprano francesa, junto a Le Concert d’Astrée dirigido por Emanuelle Haïm, ofrece las cantatas BWV 51, 82a y 199 de Bach en versiones alejadas de la interpretación historicista. Por Margarita Pollini
 

Natalie Dessay, foto de Simon Fowler, 2005

BACH: CANTATAS. Natalie Dessay, soprano. Neil Brought, trompeta. Le Concert d’Astrée. Emanuelle Haïm, director. Johann Sebastian Bach: Cantata BWV 51, Jauchzet Gott in allen Landen; cantata BWV 82a, Ich habe genug; cantata BWV 199, Mein Herze schwimmt in Blut. Grabación: febrero de 2008. Duración: 63:55. Virgin Classics, CD 5099951931421.

Aunque a muchos pueda haberles sorprendido que la gran soprano francesa Natalie Dessay grabara un disco con cantatas de Johann Sebastian Bach, si se lo piensa dos veces el hecho no asombra para nada. Una superestrella del firmamento lírico como ella no es ajena al imperativo del mercado: grabar -y vender- sin pausas, y se sabe que Dessay es una artista audaz (por no decir temeraria) para abordar distintos repertorios con resultados más o menos felices, según el caso.

Las tres cantatas de este disco (en todos los casos sacras, para voz solista y orquesta) han tentado a lo largo de 60 años a cantantes diversos, en especial la BWV (1) 51, Jauchzet Gott in allen Landen! (¡Alaben a Dios en todas las naciones!), que fue grabada por Elizabeth Schwarzkopf (en tres oportunidades), Teresa Stich-Randall, Edita Gruberova, Lucia Popp, por mencionar las más “exóticas” entre las 65 grabaciones de esta obra completa. También es necesario nombrar la inclusión de dos de sus movimientos en el disco Baroque Duet, de Kathleen Battle y Wynton Marsalis (1992).

Jauchzet… es una pieza que permite un enorme lucimiento vocal, ya que presenta todas las dificultades imaginables: el primero y el último movimiento son un verdadero festín de melismas en una tesitura aguda, ideales para una soprano ligera. El aria central (tercer movimiento), “Höchster, mache deine Güte”, requiere una buena línea de canto y una emisión depurada. El arioso que la precede, “Wir beten zu den Tempel an”, es la oportunidad para que una estilista muestre su capacidad de articular el texto, y de subrayarlo mediante sutiles inflexiones vocales.

Las otras dos cantatas elegidas también cuentan con numerosísimos registros realizados desde fines de la década del ’40. La BWV 82, Ich habe genug, de la que Bach realizó varias ejecuciones en vida entre 1727 y 1748, con soprano (2), bajo o alto, fue por esta razón también grabada por Dietrich Fischer-Dieskau, Gérard Souzay y Hermann Prey.

Dessay ya se le había animado al barroco en un CD con cantatas de Haendel (Delirio) y ostenta en su discografía otros importantes títulos de este período, desde L’Orfeo de Monteverdi hasta el Magnificat de Bach, incluso a las órdenes de destacados especialistas como William Christie (Alcina de Haendel). Pero con el trabajo que hoy nos ocupa queda claro que su estilo (o falta de él) la acerca más a los abordajes de Bach de las décadas del ’40 y ’50 que a una interpretación que el compositor aprobaría.

Las versiones de Dessay no son menos desatinadas que las de Schwarzkopf, por ejemplo, con el agravante de que, en lo que a interpretación de este repertorio se refiere, bajo el puente de Bach ha corrido el agua refrescante de Harnoncourt, Leonhardt, Rilling, y los más recientes Gardiner y Herreweghe. A un oyente del siglo XXI que ha escuchado a Emma Kirkby, Nancy Argenta y otras cantantes impecables (e impecablemente dirigidas) le resulta doblemente difícil digerir una sucesión semejante de portamenti y otros vicios.

Hay que rescatar la espectacular coloratura de esta soprano francesa (una de las Reinas de la Noche más cercanas a la perfección), que se despliega en el movimiento inicial y el “Aleluya” final de la cantata 51 y hace de ambos fragmentos lo más disfrutable (casi lo único, en rigor de verdad) del CD. Pero en el resto quedan en evidencia incluso falencias técnicas, como una emisión despareja y de discutible sustento.

Emmanuelle Haïm y Le Concert d’Astrée, colaboradores habituales de Natalie Dessay, acompañan con corrección un disco sólo apto para fanáticos de una estrella que, luchando contra sus limitaciones, intenta ampliar su brillo en el firmamento mundial, muchas veces a costa de ir apagando ella misma sus destellos.

Margarita Pollini
Marzo 2009

Notas
(1) Bach Werke Verzeichnis = Catálogo de las Obras de Bach
(2) BWV 82a
______

Espacio de Opinión y Debate... ¡Participá!
¿Qué te pareció esta nota? ¿Escuchaste este CD y no coincidís? Dejanos tu punto de vista en nuestro blog
. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 10/03/2009
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados