Jueves 23 de Marzo de 2017
Una agenda
con toda la música



Viernes 24
Sábado 25

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

[CD] "Edgar" de Giacomo Puccini: Si "Suor Angelica" tuviera un papel de tenor o los aciertos...
Plácido Domingo protagoniza por primera vez en disco esta ópera de Puccini poco frecuentada, en una versión vigorosa dirigida por Alberto Veronesi. Por Ernesto Castagnino
 

Si Suor Angelica tuviera un papel de tenor o los aciertos de un "organismo defectuoso"
Deutsche Grammophon 2 CD DDD 477 6102 GH

 

Plácido Domingo, foto de Riccardo Musacchio / DG

EDGAR, ópera de Giacomo Puccini. Director musical: Alberto Veronesi. Reparto: Plácido Domingo (Edgar), Adriana Damato (Fidelia), Marianne Cornetti (Tigrana), Juan Pons (Frank), Rafal Siwek (Gualterio). Coro y Orquesta de la Accademia Nazionale di Santa Cecilia. Director de coro: Roberto Gabbiani. Grabación: Roma, Auditorium Parco della Musica, Sala Santa Cecilia, junio 2005. Productor ejecutivo: Renato Kupfer. Productor de la grabación: Wolfram Graul. Ingeniero: Siegbert Ernst. Deutsche Grammophon 2 CD DDD 477 6102 GH

Edgar fue el segundo estreno operístico de Giacomo Puccini en 1889 y constituyó un relativo fracaso de público y crítica, debiendo esperar al estreno de su Manon Lescaut en 1893 para obtener su primer éxito y su afirmación como compositor. Obra poco frecuentada en las programaciones de los teatros, Puccini sentía desprecio por ella, calificándola en una carta como "un organismo defectuoso desde el punto de vista dramático". El argumento, quizás intencionalmente, se acerca a la Carmen bizetiana mostrando al hombre dividido entre el amor espiritual y el amor carnal; tema recurrente en la ópera romántica desde Faust a Lohengrin. Las dos mujeres en conflicto llevan simbólicamente los nombres de Fidelia y Tigrana (cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia), posibilitando delinear el único personaje de envergadura para mezzosoprano en la obra pucciniana.

Ferdinando Fontana, libretista también de Le villi, basándose en la pieza teatral de Alfred de Musset La coupe et les lèvres (La copa y los labios) publicada en 1832, extrajo los elementos melodramáticos en desmedro de los más introspectivos, trasladando la acción del Tirol a Flandes en la Edad Media. La composición duró cuatro años (1884 a 1888), proceso que sería característico en Puccini hasta su última obra. Luego del estreno la obra sufrió varias modificaciones pasando de cuatro actos a tres, hasta su versión definitiva en 1905 cuando, a raíz de su estreno en Buenos Aires (en presencia del mismo Puccini), realizó la última corrección.

La grabación aquí comentada tiene el mérito de añadir el último de la serie de héroes puccinianos de Plácido Domingo, que completa con este rol la grabación integral y corona la fructífera relación del tenor con este compositor (1). El rol de Edgar le llega a los 64 años, acompañado de cantantes discretos y un director que sabe sacar brillo a una partitura con momentos realmente inspirados. Alberto Veronesi se lleva los laureles en esta grabación, con una dirección vigorosa, demostrando que cree en la obra, al resaltar sus virtudes y descubrir detalles de una partitura bastardeada hasta por el propio Puccini. Su dirección hace que los números de conjunto cobren una dimensión de profundidad dramática admirable, trazando la hondura psicológica de los personajes que, aunque algo unidimensionales, cobran vida bajo su batuta. La orquesta de la Academia de Santa Cecilia corresponde a esta labor poniendo todo de sí (recomiendo especialmente la música fúnebre que abre el tercer acto, que fue interpretada en los funerales de Puccini). En comparación, Eve Queler en la grabación de 1977 se muestra desapasionada y ausente, a pesar de contar con mejores voces que Veronesi (Carlo Bergonzi, Renata Scotto).

Fidelia es Adriana Damato, una nueva protegida de Domingo desde que fuera ganadora en 2003 del concurso "Operalia". Damato posee una voz lírica más adecuada para los roles mozartianos y de bel canto aunque aborda el rol con honestidad y expresividad. El personaje de Tigrana lo aborda la mezzosoprano norteamericana Marianne Cornetti, otro gran acierto de esta grabación: una voz bien timbrada, de sonido denso y homogéneo a través de todo el registro; personifica la perversidad, los celos, la lascivia de esta antagonista sin caer en la exageración grosera y logrando, en los dúos con Domingo, momentos de gran belleza. Juan Pons no logra convencer en el rol de Frank, también enamorado de Tigrana, ya que parece más su padre que el muchacho esclavizado por los encantos de una mujer fatal. Sin embargo, canta su aria "Questo amor, vergogna mia" con un sentido de la comunicación que sólo le da su talla de experimentado intérprete. Correcto el bajo polaco Rafal Siwek en el rol de Gualtiero, padre de Fidelia y Frank.

Imposible hablar mal de Plácido Domingo, su entrega total a cada personaje, su versatilidad y dotes actorales hacen olvidar las fallas y limitaciones propias de una voz que desde hace más de 40 años no conoce el descanso. La voracidad con que Domingo incorpora nuevos personajes (2) le hizo cometer algunos errores, aunque no es el caso de este Edgar que caracteriza eficazmente, aun con su timbre francamente baritonal, como el joven primero enamorado y tierno, luego seducido y violento, finalmente arrepentido y doliente. Es indudablemente en el terreno de la ópera romántica italiana donde Domingo dio siempre los mejores resultados y basta como muestra oír su aria "Orgia, chimera dell'occhio vitreo" para encontrar su sentido dramático y profundidad interpretativa. No supera sin embargo a Bergonzi con Queler, con el sentido del fraseo inigualable del tenor de Parma. Cuántas veces los amantes de la música desearían poseer un dispositivo que permitiera "editar" diferentes grabaciones para lograr la versión perfecta de una obra: Scotto y Bergonzi dirigidos por Veronesi hubieran dado lo que suele llamarse la versión definitiva (3).

Ernesto Castagnino
Junio 2007

___

Notas

(1) Le villi (CBS 1979), Manon Lescaut (EMI 1971), Tosca (RCA 1972; EMI 1980; DG 1992), La Bohème (RCA 1974), Madama Butterfly (Decca 1974; CBS 1978), La Fanciulla del West (Sony 1991), La Rondine (CBS 1982), Il Trittico (CBS 1977), Turandot (DG 1981), para mencionar sólo las grabaciones comerciales. Existe también una recopilación de obritas menores que grabó en 1989 con Julius Rudel al piano bajo el título The Unknown Puccini (CBS).
(2) 123 roles debutados y más de un centenar de óperas completas grabadas.
(3) No son competencia las grabaciones de 1971 con Veriano Luchetti, Mietta Sieghele y Bianca Maria Casoni dirigidos por Carlo Felice Cillario, la de 2002 con Carl Tanner y Julia Varady dirigidos por Yoel Levi (Naïve) ni el DVD lanzado este año de la producción de Enrico Castiglione con Dario Balzanelli y Montserrat Martí, dirigidos por Tamas Pal (Kultur).

___

¿Qué te pareció este comentario? ¿Escuchaste este disco y no coincidís? Dejanos tu punto de vista en opinion@tiempodemusica.com.ar aclarando en el Asunto de tu email el nombre del artículo. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 24/06/2007
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados