Martes 25 de Abril de 2017
Una agenda
con toda la música


Martes 25
Miércoles 26
Jueves 27

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

[DVD] "Mitridate" en el Festival de Salzburgo 2006: Entre la mutilación y la palingenesia
Marc Minkowski dirige una versión especial de esta primera ópera seria de Mozart, con destacadas actuaciones de Richard Croft, Miah Persson y Bejun Mehta. Por Cristóbal Astorga Sepúlveda
 

Mitridate, entre la mutilación y la palingenesia
DVD Deutsche Grammophon 2006, colección M 22 (00440 074 3168)

Bejun Mehta (Farnace) y Miah Persson (Sifare) en Mitridate,
Festival de Salzburgo, 2006

MITRIDATE, RE DE PONTO K. 87 (74a), de Wolfgang Amadeus Mozart. Dirección musical: Marc Minkowski. Reparto: Richard Croft (Mitridate), Netta Or (Aspasia), Miah Persson (Sifare), Bejun Mehta (Farnace), Ángela Bohlin (Ismene), Colin Lee (Marzio), Pascal Bertin (Arbate). Les Musiciens du Louvre - Grenoble. Puesta en escena: Günter Krämer. Escenografía: Jürgen Bäckmann. Vestuario: Falk Bauer. Residenzhof, 21-28 de agosto de 2006. Sonido PCM Stereo y DTS 5.1, subtítulos en alemán, castellano, chino, francés, inglés e italiano. Duración: 145 minutos + bonus (making off, avances de la colección "M 22", catálogo). DVD Deutsche Grammophon 2006, colección M 22 (00440 074 3168).

El formato devedé ha mostrado ser una herramienta ideal para el registro de la ópera. ¿Cómo compararlo con la experiencia que se tiene cuando se escucha un cedé? Sospecho que sobre esta asimetría no hay dudas. Y si el devedé parece ser el futuro de la ópera, es necesario entonces tener en cuenta alguno de los problemas que trae aparejado y que en esta producción de Mitridate salen a flote.

Mitridate es la primera ópera seria de Mozart, compuesta para el Teatro Regio Ducale de Milán cuando el compositor tenía catorce años. Consta de 22 números para siete solistas, un dúo, una marcha y un quinteto final, distribuidos de forma decreciente en tres actos. Existen, como nos deja en evidencia la interpretación aquí comentada, versiones alternativas para algunas arias hechas por Mozart a pedido de los cantantes del estreno. La última grabación comercial se la debemos a Christophe Rousset en 1998 con un elenco encabezado por Cecilia Bartoli y Natalie Dessay. Esa versión recoge la música escuchada en el estreno y no consigna, una lástima, las versiones alternativas de algunas arias.

El Festival de Salzburgo montó, primero en 2005 y repitiendo luego para el año Mozart, una versión identificada en el devedé como el trabajo de Marc Minkowski, el director de escena Günter Krämer y el clavecinista de Le Musiciens du Louvre Jory Vinikour. ¿En qué consiste esta versión (de aquí en adelante, MKV)? Tratándose de una versión en vivo, los cortes son habituales, más todavía en una ópera cercana a las tres horas de duración. Así, los recitativos han sido abreviados y algunos, suprimidos. Más relevante son los cinco números eliminados, que afectan a sendos personajes, saliendo indemnes de la poda Ismene y Farnace. Esto genera cierto desequilibrio en la distribución musical: donde en la versión original Mitridate es el personaje con más números, cinco, en la versión MKV él, Ismene y Farnace comparten la delantera, todos con cuatro arias. Todavía más, la versión MKV se diferencia de la original al dividir la acción en dos y no tres actos, coincidiendo parcialmente el primero y segundo de la original con el primero de la MKV. "Parcialmente" porque el acto segundo original finaliza con el único dúo de la obra, para Aspasia y Sifare, una pieza de virtuosidad asombrosa, mientras que la versión MKV cierra el telón antes, después del aria de Mitridate "Già di pietà mi spoglio". En fin, y más polémicamente, la versión MKV cambia de lugar las dos arias de Ismene, provocando con la primera reubicación que la entrada de Mitridate se transforme en una verdadera scena para ese personaje, compuesta de dos arias (entre ellas la imposible "Se di lauri il crine adorno"), una marcha de entrada (marcada "Maestoso") y un fragmento del "Adagio maestoso" de la Sinfonía 37 (el único "extra" de la versión MKV).  

El resultado de todo esto es un Mitridate más pesado que su original. Minkowski dirige con pompa y seriedad, pero sabe reservar para los números principales una calma y reflexión meditabundas. Esto es notorio en las dos arias más importantes de la partitura, "Lungi da te" y "Già dagli occhi". La primera es un aria concertante para Sifare con obbligato de corno, bellamente ofrecida por Miah Persson. A pesar que su personaje pierde protagonismo, más por el brillo ajeno que por deficiencia propia, Persson logra mantenernos atentos en cada una de sus intervenciones, aunque a ratos se la nota un tanto distante y fría, con una voz delicada, pero excesivamente frágil (y no olvidar que se trata de un rol originalmente compuesto para un castrato). "Già dagli occhi" está concebido como un número catártico en la versión MKV y es la coronación de la estupenda función ofrecida por Bejun Mehta. El contratenor estadounidense se luce en sus cuatro números, todos rendidos en sus formas más extensas y complejas, incluida la versión original de "Son reo, l'error confesso". A ratos, pareciera que toda la versión MKV está construida para hacer de Farnace el personaje principal y de Mehta, el primo uomo

No deja de llamar la atención cómo se ha construido el rol titular. De las cinco arias que el tenor debe enfrentar, solo una posee un pasaje que no es agitado, y es justamente esa aria, "Tu che fedel mi sei", la que es eliminada. Más aún, el cierre del acto primero con un aria de furia marca el inicio de la tiranía de Mitridate, que a lo largo del acto segundo se moverá por el escenario como por un campo de concentración. Esto es algo desconcertante. ¿Cómo explicar la "conversión" final de Farnace? ¿Acaso al volver al lado de su padre no está volviendo al lado de un tirano? ¿O es acaso Farnace quien finge lealtad para hacer ver al padre su crueldad? Mitridate no tiene un momento de respiro, ni vocal ni dramáticamente, y es una verdadera proeza lo que Richard Croft hace arriba del escenario. Incluso con la versión extendida de "Vado incontro al fato estremo", Croft pinta un personaje de moralidad despreciable, pero de gloria vocal admirable.

Netta Or es una soprano de técnica sólida, que sabe imprimir un toque de morbidez a su voz cuando ello lo exige. Su, en esta versión, muy lenta cavatina "Pallid'ombre", enmarcada por dos recitativos acompañados, nos recuerda que su intérprete original, Andrea Bernasconi, fue también una conocida Alceste gluckeana. Ingela Bohlin es un lujo en un rol tan pequeño como Ismene, que la obliga a estar revoloteando por escena incluso antes que el libreto indique su entrada. La supresión de su tercera aria queda algo remediada por la adorable entrega de la versión original de "In faccia all'oggetto", mucho más amable y sin los fuegos artificiales después agregados por Mozart a pedido de la soprano del estreno.

Bejun Mehta (Farnace) en Mitridate, Festival de Salzburgo, 2006

Poco puede ser dicho acerca de Pascal Bertin, contratenor, y Colin Lee, tenor, ambos con sus únicas arias eliminadas. Quizá el celo de la versión MKV por reducir la obra fue excesivo. O quizá sea tan solo que en la versión MKV hay mayor ascendencia de uno de sus miembros; quizá sea mejor, entonces, hablar de la versión mKv. La puesta en escena de Günter Krämer, nos dice él mismo, busca mostrar cierta claustrofobia, cierta sensación de continua observancia superior. El escenario, coronado por un gran espejo que refleja la acción de una rampa ubicada "detrás" del escenario, parece opresivo, pero…con la pulcritud y delineación perfectas que caracteriza a todas las puesta en escena de la serie "M 22" (esa pureza estética que casi nos obliga a reconocer que estamos frente a "alta cultura" emanada del Festival de Salzburgo). ¿Cómo hacer de tan luminosa imaginería algo opresivo? Al parecer, Krämer solo puede refugiarse en el viejo recurso a la actualidad, en este caso la guerra en Iraq: Mitridate con traje militar desértico, hacha en mano, a medias entre George W. Bush y Jack Torrance, el personaje de Nicholson en El resplandor de Kubrick; un texto en árabe que se ubica en la cima misma del escenario, replicado después en el "telón" final; prisioneras y prisioneros de guerra, uno de ellos degollado en el mismo escenario. Junto a todo eso, un ejército de Mozarts colorados flotando por toda la pieza y que cubrirán el cuerpo inerte de Mitridate después de su suicidio, el cual, gracias al espejo, lo muestra flotando en crucifixión extática. Sin duda una puesta visualmente atractiva, pero demasiado dada a la decoración.

En toda función teatral, parece recordarnos este Mitridate, hay ciertos imperativos muy distintos a los que reinan en el estudio de grabación. Por ello se hubiese agradecido muy de veras que en las entrevistas contenidas en el devedé, o en el librito que acompaña a la caja, se incluyera algún comentario de Minkowski, Krämer o Vinikour, clavecinista que aquí figura como répétiteur, acerca de su propia versión. Algo que aclarara, por ejemplo, el porqué de la inclusión del fragmento de la Sinfonía 37. O quizá, algún comentario acerca de las versiones elegidas de las arias. Todo ello no hace sino elevar el tipo de exigencias que podemos hacer al formato del devedé que, si planea erigirse como el reemplazo del cedé, necesita de mayor aparato crítico en sus ediciones. Difícil concebir a este Mitridate como el único para quienes deseen formar una discoteca mozartiana, pero es un buen punto de comparación para la versión Rousset en disco o la japonizada de Paul Davis y Graham Vick en devedé.

Cristóbal Astorga Sepúlveda
Marzo de 2007, Santiago de Chile

Imagen central y destacada: Richard Croft, protagonista de Mitridate, Festival de Salzburgo, 2006. Todas las fotografías de Klaus Lefebvre / Festival de Salzburgo

Publicado originalmente el 22 de marzo de 2007

______

Espacio de Opinión y Debate... ¡Participá!
¿Qué te pareció este comentario? ¿Viste este DVD y no coincidís? Dejanos tu punto de vista en opinion@tiempodemusica.com.ar aclarando en el Asunto de tu email el nombre del artículo. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

1) Daniel Burman opina...
Hace poco disfruté de Mitridate y parece que mi gusto coincide más con el público presente en la sala que con la del crítico, muy conservadora, por cierto. Creo que, musicalmente,  lo mejor de la función son Persson (ovacionada cada vez por el público); Croft y, por supuesto, la orquesta, que le imprime un dramatismo impresionante a la obra. Netta Or parece perteneciente a otro casting y Mehta suena un tanto desabrido, y no por ser contratenor. Seguramente sin este tipo de puestas, la obra sería poco digerible dramáticamente. Al fin y al cabo, en estas óperas no es tan importante la circunstancia histórica puntual sino lo que ella representa.
Enviado: Martes, Noviembre 13, 2007 5:04pm

 
Publicado el 19/11/2007
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados