Lunes 23 de Octubre de 2017
Una agenda
con toda la música


Lunes 23
Martes 24
Miércoles 25

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

[DVD] "Winterreise" por Thomas Quasthoff y Daniel Baremboim: La lección de un artista inmenso
Una interpretación profunda del ciclo de canciones de Franz Schubert a cargo de estos dos músicos excepcionales, en un concierto ofrecido en Berlin 2005. Por Margarita Pollini
 

La lección de un artista inmenso
DVD 00440 073 4049

Daniel Barenboim y Thomas Quasthoff interpretando Winterreise
de Franz Schubert, Berliner Philharmonie, 2005

DIE WINTERREISE (El viaje de invierno), D. 911, de Franz Schubert. Thomas Quasthoff, barítono. Daniel Barenboim, piano. Grabado en vivo en la Berliner Philharmonie el 22 de marzo de 2005. Deutsche Grammophon. DVD-VIDEO NTSC 00440 073 4049. Stereo: PCM / Surround: Dolby Digital 5.1 & DTS 5.1. Formato de la pantalla: 16:9. Subtítulos: Subtítulos: Alemán / Inglés / Francés / Español.

El barítono alemán Thomas Quasthoff es un superdotado. Posee una voz potente, con una excelente colocación, de un timbre indescriptiblemente hermoso. Gracias a su inteligencia musical inaudita puede abordar con idéntica eficacia la ópera, el oratorio, el lied y hasta el jazz. Como profesor tiene la capacidad de extraer lo mejor de cada alumno y ayudarlo a encontrar "su mejor yo", sin imponer criterios personales. Las palabras del propio Quasthoff completarán esta presentación: "1 metro 34 de altura, brazos cortos, siete dedos (cuatro derechos, tres izquierdos), cabeza grande y relativamente bien formada, ojos castaños, labios prominentes. Profesión: cantante".

Thomas nació con las malformaciones provocadas por la talidomida, la droga que en la década del '50 -especialmente en Alemania Oriental- hizo estragos en los hijos de las mujeres que la ingirieron. Luego de una infancia marcada por el lógico sufrimiento y la soledad pudo seguir su vocación, y aunque recién en los últimos años cobró notoriedad a nivel mundial (ganó un Grammy en el 2004) se encuentra, a los 48 años, en su madurez artística. A Buenos Aires llegó en 1998 para cantar La Pasión según San Mateo con Helmut Rilling y dictar un curso de perfeccionamiento sobre la música vocal de Bach.

Ese mismo año Quasthoff grabó el ciclo Die Winterreise (El viaje de invierno) de Franz Schubert, haciendo palidecer todos los registros conocidos, incluso el de Dietrich Fischer-Dieskau, que parecía ser el non plus ultra.  Con la presentación en Berlín en marzo del 2005 que hoy comentamos se comprueba cómo un artista puede seguir adentrándose en una obra y encontrar nuevos recursos para revelar sus descubrimientos.

Quasthoff sabe manejar su instrumento a la perfección, logrando una enorme y variada gama de matices, siempre a favor de la más profunda expresividad y lejos del desborde. Las particularidades de su físico hacen que todos los sentimientos que transmite se reflejen en su rostro; en él, en sus bellísimos ojos, en su boca enfática y de articulación inmejorable, se lee el texto como en un libro. Incluso si no se conociera el significado de los poemas de Wilhelm Müller en que está basado el ciclo sería posible saber de qué se trata. Cuando sus ojos se cierran al final de la terrible última canción es difícil no estremecerse y pensar en el Winterreise como en una clara metáfora de la muerte.

El piano ocupa en los lieder de Schubert (y especialmente en este ciclo) algo más que un papel de "acompañamiento": es el escenario, el paisaje, el camino por el que el canto se desliza, iluminando tenue o plenamente cada tramo del ciclo. Daniel Barenboim sabe explotar como nadie cada una de las infinitas riquezas que guarda esta partitura, aunque siguiendo siempre a la voz. Basten como ejemplo las introducciones de los lieder "Der Lindenbaum" ("El tilo") y "Der Leiermann" ("El organillero"), de las que el pianista argentino hace un prodigio de belleza sonora y musicalidad.

Elogio aparte para el bonus track con entrevistas a los intérpretes y fragmentos de ensayos. En estos últimos se nos deja espiar cómo trabajan Quasthoff y Barenboim, el respeto mutuo que se tienen y la humildad con la que aceptan las sugerencias del otro, y esto confirma una vez más el axioma de que la soberbia de un artista es inversamente proporcional a su grandeza. Por otra parte, las entrevistas permiten ver que la profundidad de la interpretación alcanzada en el concierto es la consecuencia del conocimiento y del amor que profesan ambos por el Winterreise.

La calidad sonora y visual del DVD es notable, pese a un pequeño desfasaje entre imagen y sonido. Se trata, en definitiva, de una lección de música, de canto, de vida: la de un hombre que desde sus dificultades logra remontarse a las mayores alturas a las que puede llegar el entendimiento humano.

Margarita Pollini
Marzo 2007

______

Espacio de Opinión y Debate
¿Qué te pareció este comentario? ¿Viste este DVD y no coincidís? Dejanos tu punto de vista en
opinion@tiempodemusica.com.ar aclarando en el Asunto de tu email el nombre del artículo. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

1) Liliana Scotto opina...
Realmente no vi el video, pero, como siempre, Margarita sabe hacernos llegar a través de sus exquisitas palabras todo su conocimiento sobre el universo musical, mediante opiniones que despiertan el deseo de zambullirse a escuchar  la música elegida.
Por esto van para ella mis mayores elogios por su comentario, y mis felicitaciones para "Tiempo de Música", por este espacio de comunicación.
Liliana Scotto
 
Enviado: Martes, Marzo 20, 2007 2:27am

2) Silvia Torres opina...
El comentario del  "Winterreise", excelentemente escrito, es suficientemente profundo sin dejar de ser didáctico. Coincido plenamente con la autora y la felicito, así como a los responsables de "Tiempo de Música".
Enviado: Martes, Marzo 20, 2007 10:27am

Artículo publicado originalmente el 19 de marzo de 2007

 
Publicado el 09/11/2008
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados