Jueves 27 de Abril de 2017
Una agenda
con toda la música


Jueves 27
Viernes 28
Sábado 29

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“I Capuleti e i Montecchi” en el Teatro Avenida : El Bellini menos conocido
Buenos Aires Lírica propuso como segundo título de su temporada la tragedia de Romeo y Julieta en la versión musical de Vincenzo Bellini. Por Ernesto Castagnino
 

Cecilia Pastawski (Romeo) en el centro, junto a solistas y el Coro de Buenos Aires Lírica,
en el primer acto de I Capuletti e i Montecchi, Teatro Avenida, 2016

I CAPULETI E I MONTECCHI, tragedia lírica en dos actos de Vincenzo Bellini. Función del viernes 3 de junio de 2016 en el Teatro Avenida, organizada por Buenos Aires Lírica. Dirección musical: Jorge Parodi. Dirección escénica y escenografía: Marcelo Perusso. Vestuario: Stella Maris Müller. Iluminación: Rubén Conde. Elenco: Rocío Giordano (Julieta), Cecilia Pastawski (Romeo), Santiago Ballerini (Teobaldo), Walter Schwarz (Capellio), Sebastián Angulegui (Lorenzo). Coro de Buenos Aires Lírica, dirección: Juan Casasbellas. Orquesta.

Quien intente encontrar algo de la letra shakespeariana en I Capuleti e i Montecchi se frustrará completamente. El libreto de Felice Romani fue elaborado a partir de otras fuentes de la trágica historia que el dramaturgo inglés inmortalizó en 1597. El texto de Romani comienza con el conflicto político de las familias enemigas ya planteado y a punto de celebrarse la boda de Julieta y su primo Teobaldo (desaparece el conde Paris en esta versión). No asistimos al nacimiento del amor entre los jóvenes, sino que los encontramos ya enamorados y debatiéndose entre huir juntos u obedecer los mandatos familiares.

La dramaturgia en el repertorio belcantista del siglo XIX —excepto algunas excepciones— resulta todo un desafío en el siglo XXI, ya que el espectador hoy está preparado para otra fuerza dramática. Más allá de la indiscutible belleza melódica y el virtuosismo vocal, muchas de estas óperas carecen de cierta hondura en las situaciones y un arco dramático que provoque la tensión y el impacto necesarios para despertar emociones en un espectador de hoy. Por ello, además de los desafíos técnicos que implica el repertorio, un gran peso recae en el director escénico y en las aptitudes actorales de los cantantes, para lograr extraer el máximo de intensidad de situaciones teatrales que, sin ese empeño, pueden resultar triviales o sin mucho fundamento.

Escena final del primer acto de I Capuletti e i Montecchi,
Buenos Aires Lírica, Teatro Avenida, 2016

El régisseur Marcelo Perusso tuvo en sus manos la tarea de poner en escena y dar continuidad a la serie de arias, duetos y números corales que se suceden hasta el trágico final. Hubo un considerable trabajo sobre el aspecto físico de las escenas (hay muchas situaciones de peleas, duelos, enfrentamientos), y podría haberse explorado un poco más el aspecto amoroso para que los encuentros de la pareja de enamorados transmitieran la potencia de esa atracción incontrolable que los lleva al desenlace final. El dispositivo escenográfico diseñado por él mismo, basado en transparencias y materiales fríos (vidrio, metal, plástico) apuntaba a la atemporalidad del drama, aunque el vestuario de Stella Maris Müller sugería un anclaje en el siglo veinte. Una inspirada iluminación de Rubén Conde logró crear acentos e intensidades en un espacio más bien frío y visualmente neutro.

El equipo vocal estuvo liderado por la voz ricamente timbrada de Cecilia Pastawski, un Romeo encendido, heroico, técnicamente impecable y de gran presencia escénica. La mezzosoprano no tuvo dificultad con la considerable extensión del rol y su voz homogénea mantuvo la misma calidez a lo largo de todo el registro. Al mismo tiempo, su plasticidad le permitió transmitir la pasión del personaje tanto en su amor hacia Julieta como en la rivalidad hacia su familia. Rocío Giordano hizo un trabajo meritorio en el difícil rol de Julieta logrando momentos de belleza vocal en los pasajes líricos y en la zona central del registro, donde su timbre es cálido y pastoso, mientras que el ascenso al agudo le deparó algunos contratiempos.

Santiago Ballerini viene demostrando una particular afinidad con el repertorio belcantista y esta no fue la excepción. Su Teobaldo brilló en cada aparición y su aria de venganza “È serbata a questo acciaro” fue el momento más alto de la velada. Ballerini no solamente deslumbró con sus agilidades y su solvencia en afrontar la aguda tesitura del rol, sino que tampoco escatimó en intensidad dramática. También el dueto del acto segundo entre Teobaldo y Romeo (“Stolto! a un sol mio grido”) constituyó un auténtico duelo vocal cuyo vencedor fue, fundamentalmente, el genio belliniano. Completaron el elenco los siempre eficaces Walter Schwarz —un despiadado Capellio— y Sebastián Angulegui como el paternal Lorenzo. Correcta la dirección musical de Jorge Parodi, quien supo tensar el arco dramático y acompañar las voces con habilidad.

Cecilia Pastawski (Romeo) y Santiago Ballerini (Teobaldo) en una escena del segundo
acto de I Capuletti e i Montecchi, Buenos Aires Lírica, Teatro Avenida, 2016
 

Loable esfuerzo de Buenos Aires Lírica, que en sus temporadas viene programando algunos títulos esenciales, pero menos frecuentados del repertorio belcantista del siglo XIX —como Belisario y Lucrezia Borgia de Gaetano Donizetti— al que ahora se suma esta singular visita del compositor siciliano a uno de los grandes mitos de Occidente: la tragedia del amor contrariado entre dos jóvenes, víctimas fatales de nefastos mandatos familiares.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Junio 2016

Imágenes gentileza Buenos Aires Lírica / Fotografía de Liliana Morsia
Para ver más fotos ingresá a
www.facebook.com/tiempodemusica.argentina / Seguinos también en www.twitter.com/TdMargentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 10/06/2016
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados