Miércoles 23 de Agosto de 2017
Una agenda
con toda la música


Miércoles 23
Jueves 24
Viernes 25

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“Benjamin at the Barbican” en Londres : Recorrido fascinante
El Barbican Centre organizó un ciclo de tres conciertos dedicados a la obra musical de George Benjamin, que, a través de diferentes géneros, permitió encontrarse con su indudable talento. Por Luciano Marra de la Fuente (desde Londres)
 

George Benjamin / Foto de Javier del Real, 2016

BENJAMIN AT THE BARBICAN. Concierto 1 – Viernes 18 de marzo de 2016, Barbican Hall: ORQUESTA SINFÓNICA DE LA BBC. BBC SINGERS. Director musical: Oliver Knussen. Solista: Iestyn Davies, contratenor. Gunther Schuller: Dreamscape (estreno inglés). Debussy: Nocturnes. George Benjamin: Dream of the Song (estreno inglés). Stravinsky: Sinfonía en tres movimientos. Concierto 2 – Sábado 19 de marzo de 2016 (13.00) LSO St Luke’s: LUNCHTIME WITH GEORGE. Músicos de la ORQUESTA DE CÁMARA MAHLER. Dirección: George Benjamin. George King, piano. Presentadora: Sara Mohr-Pietsch. Purcell: Fantasia 7 (arreglo de G. Benjamin). Benjamin: Flight / Viola, Viola / Shadowlines. Bach: Canon y Fuga de El arte de la fuga (arreglo de G. Benjamin para pequeña orquesta). Concierto 3 – Sábado 19 de marzo de 2016 (19.30), Barbican Hall. WRITTEN ON SKIN, ópera en tres partes de George Benjamin. Versión semimontada. Dirección musical: George Benjamin. Director escénico: Benjamin Davis. Elenco: Christopher Purves (El Protector), Barbara Hannigan (Agnès), Tim Mead (Ángel 1 / El Muchacho), Victoria Simmonds (Ángel 2 / Marie), Robert Murray (Ángel 3 / John). Orquesta de Cámara Mahler.

“¡George Benjamin es tan talentoso como dicen que ha sido el joven Mozart!”, sentenciaba en una entrevista Olivier Messiaen, hablando de su “alumno preferido”. Su recuerdo se remonta a cuando Benjamin, con dieciséis años, comenzó a tomar clases de composición con él por dos años, convirtiéndose en su último discípulo. Hoy, cuarenta años después de ese encuentro, el compositor inglés continúa sorprendiendo con su capacidad creativa, ubicándolo como uno de los compositores principales de nuestro tiempo. Por ese motivo es que el Barbican Centre de Londres realizó a fines de marzo pasado Benjamin at the Barbican, un ciclo de tres conciertos que se enfocaron en diferentes aspectos de su música, desde sus primeras composiciones hasta un estreno para su país, incluyendo obras de cámara, orquestales y escénicas.

El comienzo fue con lo más nuevo de George Benjamin, el estreno inglés de Dream of the Song, que se ofreció dentro de un concierto de la Orquesta Sinfónica de la BBC dirigida por el también compositor Oliver Knussen. La obra, estrenada en septiembre pasado en Amsterdam, es un ciclo de seis canciones para contratenor, coro femenino y orquesta basado en poemas del siglo XI escritos por Samuel HaNagid y Solomon Ibn Gabirol —originales en hebreo, aquí cantados en inglés por el solista— y del siglo XX por Federico García Lorca —cantados en español por el coro—. Estos tres artistas que pasaron sus años de formación en Granada poseen como denominador común el trabajo de una forma poética eminentemente árabe, un estilo que dominó el terreno español desde el siglo IX.

Iestyn Davies, Oliver Knussen, la Orquesta Sinfónica de la BBC y BBC Singers en
Dream of the Song, Barbican Hall, Londres, 2016 / Fotografía de Mark Allan/BBC

Sus frondosas metáforas son puntapié para la invectiva lírica de Benjamin, ya desde la primera palabra que canta el contratenor, “Naked”, repetida tres veces con una línea melismática, también emparentándose de cierta manera al cante jondo andaluz. Las combinaciones instrumentales para cada poema son atractivas, por ejemplo, en la segunda canción “The Multiple Troubles of Man”, donde sobre un tremolando de las cuerdas se alza con belleza el oboe solista, mientras el contratenor, cantando de manera silábica, enfatiza el texto con fuerza y expresividad —una de las características más sobresalientes del compositor no sólo en esta obra—. En la tercera canción “Gazing Through the Night” se da no sólo la superposición de idiomas entre el coro y el contratenor, sino también de texturas rítmicas y melódicas en la orquesta. La cuarta canción “Gacela del amor maravilloso” posee el punto máximo dinámico de la obra, con un tremendo fortissimo por parte del coro en una textura disonante.

Las dos últimas canciones, “The Gazelle” y “My heart thinks as the sun comes up”, se dan sin pausa, logrando un arco expresivo único: en la primera el contratenor avanza con frases de suma belleza (“And the moon was cut like a D” fue exquisitamente cantado) entrelazándose con las cuerdas, y en la última los diferentes recursos vocales del coro (a bocca chiusa, parlando, canto pleno) son el marco para el último aliento lírico del solista, para finalizar este recorrido musical onírico que fue interpretado de manera estupenda por el excelente contratenor inglés Iestyn Davies, la efectiva labor de las integrantes de los BBC Singers y de la Orquesta Sinfónica de la BBC a pleno, todos bajo la mirada detallista de Oliver Knussen.

El estreno inglés de esta obra de Benjamin, la primera escrita luego del éxito fenomenal de su ópera Written on Skin (2012), estuvo puesta en contexto en un programa también diseñado por el propio compositor y Knussen. Comenzó con otro estreno inglés, Dreamscape (2012) del compositor y director estadounidense Gunter Schuller, fallecido en junio pasado, recordado por su edición de Treemonisha de Scott Joplin.

Dreamscape también indaga esa zona de vigilia a través de, por ejemplo, la superposición de diferentes secciones contrastantes en el “Scherzo umoristico e curioso” inicial, que muestra un swing jazzístico, característicos del compositor, con citas al Cascanueces de Tchaikovsky. Aquí se evidenció la brillantez que poseen las secciones de metales y percusión de la orquesta. En el “Nocturne” central hubo un cuidado por los matices dinámicos contrastantes, realizados de manera excepcional, en tanto que en el último movimiento, “Birth – Evolution – Culmination”, se destacaron las formaciones camarísticas de la orquesta, desde el sonido rugoso inicial de los ocho contrabajos hasta el clímax final del tutti.

Aplausos luego de Dream of a Song, Barbican Hall, Londres 2016 / Foto de TdMargentina

El programa se completó con una preciosista versión de Nocturnes (1900) de Claude Debussy —fue extraordinaria otra vez la paleta dinámica, cada parte solista fue interpretada de manera genial por los instrumentistas y fue justa, en dinámicas y afinación, la prestación de las mujeres de los BBC Singers en el movimiento final, “Sirènes”— y una enérgica interpretación de la neoclásica Sinfonía en tres movimientos (1946) de Igor Stravinsky, con una precisión rítmica magnífica, virtuosismo en su impulso propulsivo y destacado lucimiento tanto del tutti como de los solistas.

El concierto comenzó con una obra fuera de programa, en un merecido homenaje al compositor Peter Maxwell Davies, fallecido pocos días antes, interpretándose su Canon in memoriam Igor Stravinsky (1971) en un arreglo del propio Knussen para instrumentos de vientos y arpa, al que le siguió un profundo minuto de silencio. Fue, en suma, una propuesta bien pensada donde todas las obras se relacionaron entre sí, por temática y estilo musical.


1 | 2 >                                                                                                                                                    Continúa

 

 
Publicado el 06/05/2016
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados