Jueves 23 de Marzo de 2017
Una agenda
con toda la música



Viernes 24
Sábado 25

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Ginastera por la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires en el Teatro Colón : Más allá del centenario
Enrique Arturo Diemecke dirigió un concierto para celebrar el aniversario del nacimiento del compositor argentino, mostrando diferentes rasgos de su producción. Por Gustavo Fernández Walker
 

Aplauso final del concierto en homenaje al Centenario de Alberto Ginastera por la Orquesta
Filarmónica de Buenos Aires, dirigida por Enrique Arturo Diemecke, Teatro Colón, 2016

ORQUESTA FILARMÓNICA DE BUENOS AIRES. Dirección: Enrique Arturo Diemecke. Solista: Pablo Diemecke, violín. Concierto de abono del jueves 14 de abril de 2016 en el Teatro Colón. Programa Ginastera: Obertura para el Fausto criollo, Op. 9 / Concierto para violín y orquesta, Op. 30 / Variaciones concertantes, Op. 23 / Danzas del ballet Estancia, Op. 8a.

“Hoy en día, las instituciones dedicadas a la música clásica se apoyan demasiado en programas basados en aniversarios. Podrían tranquilamente colocar un cartel en la entrada que dijera ‘nos quedamos sin ideas’”. Así comienza Alex Ross su artículo en la revista New Yorker dedicado al centenario de Alberto Ginastera. O, como lo describen en los Estados Unidos, “el Aaron Copland argentino”.

Por supuesto, los aniversarios no son en sí mismos un problema. Basta imaginar el modo en el que, con cierto gataflorismo propio del periodismo cultural, estaríamos criticando a las instituciones que dejaran pasar el 2016 sin celebrar al menos simbólicamente el centenario del principal compositor argentino. El problema es, en todo caso, la delegación de las tareas de programación en el calendario, para que sean las efemérides las que marquen la agenda en lugar de la imaginación. Combinar las piezas de un programa puede rendir frutos muchas veces inesperados, una variante macroscópica de aquella definición de la música como arte de combinar los sonidos.

La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, bajo la dirección de Enrique Arturo Diemecke, ofreció el jueves pasado un concierto ejemplar: la ocasión era la celebración del centenario de Ginastera, pero la elección de las obras fue mucho más allá de la mera cruz en el almanaque. El recorrido musical que planteó la orquesta fue sumamente gratificante, con dos obras de impacto inmediato, acaso entre las más célebres del compositor argentino, enmarcando dos obras de mayor densidad y exigencia.

La Obertura para el Fausto criollo, Op. 9 y la Suite del ballet Estancia marcaron el inicio y el final de la velada en una nota que pone de manifiesto la conexión que se suele establecer con Copland y Ginastera. A propósito, no está de más recordar la etiqueta de “populista” que se le adjudicaba al compositor norteamericano, ahora que esa palabra vuelve a circular con un dejo despectivo. No se trata aquí de trazar una genealogía o una historia del populismo, pero valga el señalamiento de que se trata de un rótulo que cuenta con una respetable historia (menos célebre, desde ya, que su variante mediática), y a la que la interpretación de Diemecke le calza a la perfección.

Pablo Diemecke, Enrique Arturo Diemecke y la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, Teatro Colón, 2016

Y a propósito del director mexicano: sus ya habituales introducciones a las obras del programa son impredecibles. A veces juguetonas, sirven para establecer complicidad con el público. Otras veces suenan casi condescendientes, cuando no desconcertantes: la observación de que Ginastera “tuvo que escribir música dodecafónica porque a eso lo obligó la vida” sonó casi a un pedido de disculpas, afortunadamente desmentido por la entrega de orquesta, director y solista (Pablo Diemecke) en la interpretación del impresionante Concierto para violín y orquesta, Op. 30 que Ginastera escribió en 1963 para el virtuoso italiano Ruggiero Ricci.

El punto alto de la velada fueron las Variaciones concertantes, Op. 23, interpretadas de manera superlativa por las diversas secciones y solistas de la Filarmónica. Especialmente emotivo fue el silencio que se produjo entre las dos últimas secciones: en homenaje al contrabajista Luis Tauriello, fallecido recientemente, orquesta y público detuvieron el tiempo en ese instante suspendido que separa la ripresa del tema en contrabajo y arpa del rondó final. Fue un hermoso tributo que coronó una interpretación maravillosa.

La principal virtud del programa encierra, curiosamente, una suerte de paradoja, brevemente apuntada al principio: la inclusión de todas estas obras en una velada de homenaje demuestra que su lugar propio es la sala de conciertos, independientemente de efemérides y celebraciones. Dicho de otro modo: este homenaje a Ginastera, con grandes obras interpretadas por grandes músicos, demostró que no es necesario esperar otros cien años para volver a escuchar esa música, y que cada una de las obras puede integrar cualquier programa de una temporada regular. En parte, eso sucederá con otras piezas de Ginastera incluidas en próximos conciertos, que “dialogarán” con obras de Brahms, de Stravinsky, de Debussy.

Pablo Diemecke, Enrique Arturo Diemecke y la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, Teatro Colón, 2016

No se trata, pues, de criticar un merecido homenaje, sino de señalar que, al fin de cuentas, lo que perdura es la música. La presencia habitual de obras de Alberto Ginastera en los programas de concierto (y la formulación, desde ya, vale también para otros compositores) resulta al final una prueba de su estatura como artista mucho más elocuente que cualquier brindis de cumpleaños.

Gustavo Fernández Walker
Abril 2016


Imágenes gentileza Teatro Colón / Fotografías de Arnaldo Colombaroli
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en este concierto, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

FacebookTwitterEmailPrintMore
 
Publicado el 20/04/2016
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados