Martes 23 de Mayo de 2017
Una agenda
con toda la música


Martes 23
Miércoles 24
Jueves 25

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Murió el director Nikolaus Harnoncourt
Hoy se conoce la noticia que ayer, sábado 5 de marzo de 2016, falleció este director austríaco, pionero en la interpretación históricamente informada. Sus grabaciones de Bach, Monteverdi y Mozart quedarán como hitos en la discografía. Por Luciano Marra de la Fuente
 

“Se ha desarrollado una relación increíblemente profunda entre nosotros en el escenario y con ustedes en la sala de conciertos: ¡nos hemos convertido en una venturosa comunidad de descubridores!”, escribía hace tres meses el director de orquesta austríaco Nikolaus Harnoncourt anunciando su retirada de los escenarios. Esta mañana se conoce la triste noticia que ayer, sábado 5 de marzo de 2016, falleció serenamente rodeado entre su familia en Viena, a sus 86 años. Ya en esa carta advertía: “Mis facultades físicas requieren la cancelación de mis planes futuros”.

Esa idea de “descubridores” siempre estuvo en toda su trayectoria. Cuando era cellista de la Orquesta Sinfónica de Viena, se interesó por la música antigua y sus estudios se orientaron a la búsqueda de la interpretación históricamente informada. De esa manera fundó en 1953 su propio ensamble de instrumentos de época, el Concentus Musicus Wien, con el cual abordó el Barroco y el Clasicismo. Grabó junto a Gustav Leonhardt todas las cantatas de Johann Sebastian Bach, un proyecto que duró desde 1971 a 1990. Junto al director de esscena Jean-Pierre Ponnelle, montó en la Ópera de Zúrich a fines de la década de 1970 las tres únicas óperas que quedan de Claudio MonteverdiL’Orfeo, Il ritorno d’Ulisse in patria y L’incoronazione di Poppea—, sin dudas, un verdadero hito dentro de la interpretación operística.

También interpretó el repertorio sinfónico romántico, desde Franz Schubert hasta Johannes Brahms, con la Orquesta de Cámara de Europa y la Orquesta del Concertgebouw de Amsterdam, y en los 1990 grabó las óperas de Wolfgang Amadeus Mozart, un ciclo que aún continúa sorprendiendo. En los últimos años se atrevió con otros autores operísticos tan ajenos a su universo sonoro como Giuseppe Verdi (Aida) o George Gershwin (Porgy and Bess), con reacciones de la crítica bastante diversas. Lo que siempre estuvo presente en la carrera de Nikolaus Harnoncourt fue esa mirada de quien descubre por primera vez algo que uno ya conocía, una mirada tan personal como única.

Luciano Marra de la Fuente
editor@tiempodemusica.com.ar
Marzo 2016



PrintFacebookTwitterEmailCompact

 
Publicado el 06/03/2016
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados