Viernes 20 de Octubre de 2017
Una agenda
con toda la música


Viernes 20
Sábado 21


Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

György Ligeti por Pierre-Laurent Aimard en el Teatro Colón : Caleidoscopio sonoro
La primera propuesta del Colón Contemporáneo para este año fue un memorable concierto dedicado a los “Estudios para piano” y “Musica ricercata” del compositor húngaro, a cargo del extraordinario pianista francés. Por Luciano Marra de la Fuente
 

Pierre-Laurent Aimard en el Colón Contemporáneo, 2015

Recital de PIERRE-LAURENT AIMARD, piano. Concierto del domingo 3 de mayo de 2015 en el Teatro Colón, dentro del ciclo “Colón Contemporáneo”. Programa György Ligeti: Musica ricercata / Estudios para piano: Libros I, II y III.

El Colón Contemporáneo ofreció a comienzos de mayo la primera propuesta de su temporada actual y nuevamente volvió a marcar otro hito dentro de su joven historia. El ciclo, que se inició en 2011, viene abordando año tras año a compositores emblemáticos de los siglos XX y XXI como Luciano Berio, Helmut Lachemann, Steve Reich, Edgar Varèse o John Cage, ya sea en conciertos monográficos o con alguna obra clave fundamental de su producción. Si bien en años anteriores se pudo escuchar el Cuarteto N° 2 por el Arditti Quartett (2013) o el Concierto para piano por el Klangforum Wien y el solista Joonas Ahonen (2012), esta vez le llegó el turno a György Ligeti (1923-2006) de protagonizar un concierto completo, sin lugar a dudas uno de los compositores más importantes de las segunda mitad del siglo XX.

Para ello se convocó al pianista francés Pierre-Laurent Aimard, favorito del compositor húngaro y el más capacitado para interpretar su música, quien a lo largo de casi dos horas encaró los tres libros de Estudios para piano, el corazón de la producción para piano de Ligeti y su aporte primordial a la literatura para este instrumento de todas las épocas. El recital comenzó con Musica ricercata  (1951/3), una obra compuesta en su primer período creativo bajo la influencia de su admirado Bela Bartok, aunque no perdiendo su personal búsqueda sonora.

Esta serie de once piezas, una secuencia donde la primera usa sólo dos notas (en realidad la segunda nota se escucha al final solamente), la segunda tres y así hasta llegar a las doce notas posibles, explora diferentes registros técnicos y expresivos del instrumento. Aimard así lo expuso con la profundidad contenida de las frases en las piezas más introvertidas —el “Mesto, rigido e ceremoniale”, el “Adagio” a la memoria de Bartok o el “Andante misurato e tranquilo” final en homenaje a Frescobaldi—, en otras con un dejo de melancolía —en el “Tempo de Valse”— o con una precisión metronómica en las piezas más virtuosas —el increíble acompañamiento ostinato del “Cantabile, molto legato” o el “Vivace. Capriccioso”—, todo el conjunto con una rica variedad de matices dinámicos e intensidades dramáticas.

Pierre-Laurent Aimard en el Colón Contemporáneo, 2015

La interpretación de Musica ricercata funcionó como un preludio a lo que iba a venir, anticipando algunas cosas que se verían aún más desarrolladas en la integral de los Estudios para piano. “La génesis de estos estudios es una exploración y combinación de dos ideas compositivas distintas: la métrica dependiente de la hemiola como las usaron Robert Schumann y Chopin; y el principio de pulsación aditivo de la música africana”, escribía Ligeti en un ensayo sobre el Primer Libro en 1988, para luego aclarar que, más allá de esas influencias, en su música “no se encuentra lo que algunos pueden llamar ‘científico’ ni ‘matemático’, sino más bien una unificación de construcciones con imaginación poética, emocional”. Así, el compositor se unió con la gran tradición generada a partir de esos compositores mencionados, Chopin y Schumann, pero también con otros más cercanos como Debussy y Scriabin, para que estas pequeñas piezas de estudio trascendieran artísticamente, más allá de sus desafíos técnicos.

En los seis estudios del Primer libro (1985), las altas dificultades técnicas, generadas principalmente en las complejas polirritmias, tienen un correlato con el grado emocional que Ligeti le impone a cada una de ellas, y Aimard nuevamente volvió a sorprender al poder aunar esos dos aspectos. Difícilmente uno deje de sorprenderse por la habilidad técnica con la cual resuelve las complejas texturas, ya desde el primer estudio “Desorden” o en el cuarto “Fanfarrias”. Aquí, con tempo bastante rápido, en las manos del pianista, cada línea superpuesta se escucha en su desarrollo con una claridad tal como si fuera un caleidoscopio sonoro de fascinante belleza y a la vez creando un diálogo dramático de contundente vibración. Algo similar ocurre en el último estudio de esta serie “Otoño en Varsovia” en donde las diferentes líneas provocan un movimiento dramático en crescendo por su acumulación y por el progreso dinámico. Contrastan con ellos, el segundo y el quinto de los estudios, “Cuerdas al aire” y “Arcoiris” por su tono quedado, casi contemplativo.

Quizá ese sea el tono de los dos primeros estudios del Tercer libro (2001), y que Aimard encaró luego del intervalo. La melancolía que invadió la primera sección de “Blanco sobre blanco” sobre una marcha lenta y constante fue similar a la que el pianista le imprimió a “Para Irina”. Los otros dos estudios que integran este libro, “Sin aliento” y “Canon”, contrastan por su tempo sumamente rápido: en el primero el movimiento continuo y ensimismado fue interpretado con una precisión increíble por el pianista, explorando todos los registros del teclado, y que culminarían con ese breve “Canon” también alborotado.

Pierre-Laurent Aimard en el Colón Contemporáneo, 2015

La jornada culminó, finalmente, con los ocho estudios del Segundo libro (1993) donde otra vez Aimard volvió a asombrar por su musicalidad, precisión y expresividad. Desde las delicadas sonoridades de “Galamb borong” con reminiscencias al gamelán bailnés o con un dejo del jazz de “En suspenso”, pasando por el movimiento casi mecánico de “Metal” o el más climático “Tracería”, hasta los estudios sumamente virtuosísticos como “Vértigo” con ese espiral sonoro a través de las voces en diferentes registros y “El aprendiz de brujo”, pero sobre todo en ese movimiento continuo de la “Escalera del diablo” que genera una perpetua inestabilidad y que desemboca tras desvanecerse el sonido en el impetuoso “Columna infinita”, Aimard fue una máquina de generar imágenes sonoras a partir de precisión técnica y claridad discursiva. Ese movimiento ascendente de estos dos últimos estudios fue muy difícil de borrar de la memoria, coronando de esta manera a un concierto que fue pura perfección interpretativa a partir de la irreprochable simbiosis entre un intérprete ideal y un creador genial.

Luciano Marra de la Fuente
editor@tiempodemusica.com.ar
Junio 2015

Para agendar
El Colón Contemporáneo continuará el viernes 14 de agosto con un concierto dedicado a Espacios acústicos del compositor espectralista Gérard Grisey a cargo de la Orquesta Estable del Teatro Colón, dirigida por Tito Ceccherini y el violista Gérard Caussé como solista. El resto de las propuestas para este año serán el jueves 12 de noviembre la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires con dirección del compositor suizo Beat Furrer interpretará un programa integrado por Trans de Karlheinz Stockahausen, la Sinfonía en tres movimientos de Igor Stravinski y el Concierto para piano y orquesta del propio Furrer con la participación del pianista Joonas Ahonen; el sábado 21 de noviembre el Ensemble Ictus  interpretará For Philip Guston de Morton Feldman; y finalmente el sábado 5 de diciembre se proyectará el film 2001: Odisea del espacio de Stanley Kubrick con la interpretación de la música en vivo (obras de Aram Khachaturian, Györgi Ligeti, Johann Strauss y Richard Strauss) por la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, dirigida por Christian Baldini.
Más info: www.teatrocolon.org.ar/es/colon-contemporaneo

Imágenes gentileza Teatro Colón / Fotografías de Arnaldo Colombaroli 
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en este concierto, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 02/06/2015
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados