Viernes 26 de Mayo de 2017
Una agenda
con toda la música


Viernes 26
Sábado 27
Domingo 28

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Bach y Handel por la Bachakademie Stuttgart en el Teatro Colón : Duelo de titanes
El Mozarteum Argentino inauguró su temporada con brillantes interpretaciones de dos obras maestras del barroco como la Misa en Si menor de Bach y “El Mesías” de Handel, a cargo de la emblemática agrupación alemana. Por Ernesto Castagnino
 

La Bachakademie Stuttgart, dirigida por Hans-Christoph Rademann, en el Teatro Colón, Mozarteum Argentino, 2015

BACHAKADEMIE STUTTGART: BACH COLLEGIUM y GÄCHINGER KANTOREI. Dirección: Hans-Christoph Rademann. Solistas: Johanna Winkel, soprano; Ann Beth Solvang, contralto; Sebastian Kohlhepp, tenor; Markus Eiche, barítono. Conciertos del lunes 13 y miércoles 15 de abril de 2015 en el Teatro Colón, organizado por Mozarteum Argentino. Bach: Misa en Si menor, BWV 232. Handel: El Mesías, HWV 56.

Escuchar en la misma semana dos obras de la magnitud de la Misa en Si menor de Johann Sebastian Bach y el oratorio El Mesías de George Frideric Handel, es algo que no ocurre con mucha frecuencia. Y cuando, además, se ofrecen en versiones de tal virtuosismo y precisión estilísticos, constituye un verdadero privilegio. La Bachakademie Stuttgart reúne la orquesta Bach Collegium y el coro Gächinger Kantorei, ambos creados por Helmuth Rilling, una de las máximas autoridades en la interpretación de la música de Johann Sebastian Bach.

Las dos últimas visitas de este notable director fueron en 2009 y 2012, invitado primero por la ya desparecida institución Festivales Musicales para dirigir el oratorio La creación de Franz Joseph Haydn al frente de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, y luego por el Teatro Colón en su Abono Bicentenario —hoy devenido Abono Estelar en el que la única “estrella” convocada es Daniel Barenboim—, ocasión en la que dirigió a su propio ensamble en la Misa en Si menor de Bach.

En esta oportunidad el Mozarteum Argentino programó dos conciertos de la agrupación pero con la dirección de Hans-Christoph Rademann, una muy grata sorpresa por el profundo conocimiento del repertorio y la frescura de su lectura. Nuevamente la “Gran Misa” de Bach formó parte del programa de esta visita, mientras que en el segundo concierto se pudo escuchar el más popular de los oratorios de Handel, El Mesías.

Ambas obras constituyen dos de los puntos más elevados de la música sacra coral del barroco: la Misa de Bach es una obra de proporciones monumentales, ligada al oficio de la liturgia católica en la que el compositor alemán logra una inédita fusión de las voces del coro con las texturas orquestales y, a través de un juego de volúmenes sonoros, refuerza la expresión del texto religioso dándole un vuelo poético nunca antes alcanzado.

La soprano Johanna Winkel, el concertino Gernot Süssmuth y el director Hans-Christoph Rademann,
junto al Bach Collegium, en el Teatro Colón, Mozarteum Argentino, 2015

De los oratorios handelianos —compuso más de veinte— El Mesías es uno de los menos “operísticos”, al menos en su estructura, ya que a diferencia de la mayoría en que se narra algún episodio bíblico con personajes y una suerte de trama —actualmente muchos teatros de ópera programan oratorios con puesta escénica en sus temporadas líricas—, en el que nos ocupa no hay episodio, trama ni personajes. Se trata aquí de una reunión de pasajes bíblicos, versículos del Antiguo y del Nuevo Testamento, que proponen una aproximación a lo religioso, desprovista del aspecto anecdótico y apelando en todo caso a una introspectiva reflexión.

Ambas obras tienen una escritura coral compleja y exigente, por lo que el empaste y la flexibilidad del coro son cruciales. El Gächinger Kantorei es un coro integrado por treinta voces con muy poco vibrato, sobre todo en la sección de sopranos —algo muy apreciado en este repertorio—, que consigue un sonido firme y homogéneo. En su desempeño, si en la Misa de Bach la precisión contrapuntística del “Kyrie” fue asombrosa, no se puede pedir un abordaje más majestuoso del “Sanctus”. Otro tanto ocurrió en el oratorio handeliano que, si bien se presentó con algunos cortes, fue magníficamente servido por el ensamble coral.

El nivel de los solistas fue de medio a alto, destacándose la voz tenoril cristalina pero capaz de expresivos acentos de Sebastian Kohlhepp, quien ensambló su voz al sonido de la flauta en un “Benedictus” de arrebatadora belleza. Igualmente, en El Mesías, su agilidad en la ornamentación resultó digna de elogio. La soprano Johanna Winkel cantó con unción y pureza tímbrica sus arias, aunque el relieve fue mayor en los pasajes líricos donde la voz se ensanchaba, mientras que en las coloraturas perdía precisión.

La mezzosoprano Ann Beth Solvang cantó aceptablemente el célebre “Agnus Dei” y, sin deslumbrar, fue eficaz en sus intervenciones. El bajo Markus Eiche, hizo su mayor aporte en el bellísimo “Et in spiritum sanctum” en diálogo con el obbligato de dos oboes d’amore, pero su voz, algo limitada en proyección, no resonó con la fuerza necesaria en las graves advertencias de “The trumpet shall sound”.

Aplausos finales para la Bachakademie Stuttgart, dirigida por Hans-Christoph Rademann,
junto a los solistas, en el Teatro Colón, Mozarteum Argentino, 2015

La inspirada dirección de Rademann pudo extraer lo mejor de solistas y ensambles, consiguiendo interpretaciones de gran riqueza y en las que no decayó el interés en ningún momento. A la vez contenido y ágil, con tempi moderados, el director alemán logró unidad estilística y fluidez entre las secciones, conformando un todo coherente y no una mera sucesión de números. El ensamble Bach Collegium tuvo precisión en los ataques y fue capaz también de sutiles inflexiones en la dinámica que creaban efectos de intensa expresividad, en tanto las partes solistas de violín, oboe, flauta y —algo menos— trompeta, resultaron irreprochables.

Un excelente nivel en dos interpretaciones de obras maestras del barroco a cargo de solistas y ensambles altamente especializados, constituyó una brillante apertura de la temporada del Mozarteum Argentino.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Abril 2015


Imágenes gentileza Mozarteum Argentino / Fotografías de Liliana Morsia
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en estos conciertos, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 21/04/2015
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados