Sábado 19 de Agosto de 2017
Una agenda
con toda la música


Sábado 19
Domingo 20
Lunes 21

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Avi Avital en el Centro de Arte Experimental de la UNSAM : Experiencia impetuosa
La segunda edición del “Yellow Lounge” en la Argentina tuvo como protagonista al excepcional mandolinista israelí, que presentó “Between Worlds”, su último disco editado por la Deutsche Grammophon. Por Luciano Marra de la Fuente
 

Avi Avital, junto al Cuarteto Petrus y el contrabajista Luis Tauriello, Yellow Lounge Argentina,
Centro de Arte Experimental de la Universidad de San Martín, 2014

Recital de AVI AVITAL, mandolina. Junto al Cuarteto Petrus (Pablo Saraví y Hernán Briático, violines; Silvina Álvarez, viola; Gloria Pankaeva, violoncello) y Luis Tauriello, contrabajo. Concierto realizado el sábado 1º de noviembre de 2014 en el Centro de Arte Experimental de la Universidad de San Martín en el marco de la segunda edición del Yellow Lounge Argentina. DJ set: Sebastián Verea. VJ: Gisela Faure. Diseño lumínico: Patricio Tejedor. Obras de Bartók, Bloch, Tsintsadze, Bach, Falla y Piazzolla.

En un antiguo edificio, inaugurado en 1912 como subestación eléctrica y que está ubicado a pasos de la plaza de Once, en Sánchez de Bustamante y Bartolomé Mitre, está cobrando vida el novísimo Centro de Arte Experimental de la Universidad de San Martín. Aún conserva en sus paredes ese aspecto añejo de edificio abandonado, con un techo altísimo, ventanas amplias y un piso de cemento y dameros. Este particular espacio fue nuevamente elegido para que se realice la segunda edición del Yellow Lounge en la Argentina, una forma particular que la Deutsche Grammophon adoptó para promocionar a sus artistas alrededor del mundo. Es interesante cómo, ante una pronunciada crisis en la venta de discos, el tradicional sello amarillo —que supo tener entre sus filas a Herbert von Karajan, Leonard Bernstein, Plácido Domingo, Dietrich Fischer-Dieskau, Birgit Nilsson y tantísimos más— encuentra nuevas tácticas para seducir a nuevos públicos consumidores.

El concepto de Yellow Lounge, por primera vez puesto en práctica hace ocho años en Berlín, está asociado a una manera diferente de performance, en la que se combina un espacio no tradicional con una ambientación particular, más la actuación de artistas musicales y visuales. La idea es acercar a públicos que no son habitués de salas de concierto tradicionales e insertar a los artistas del clásico sello amarillo en una “experiencia sensorial” a la manera de un recital pop o una disco. El clima que se respiraba al ingresar al Centro de Arte Experimental de la UNSAM era ese: una luz tenue que provenía de un inmenso espiral de luces sobre una serie de mesitas de maderas invitaban a la distención. Algunos tenían su termo tomando mate, otros comían una empanadas.

En el comienzo, el DJ Sebastián Verea presentó su primer set, en el que se escucharon fragmentos muy pequeños de obras sinfónicas y corales académicas —se llegó a escuchar, por ejemplo, unos compases de la “Danza de la tierra” de La consagración de la primavera de Igor Stravinsky— con las proyecciones bastante sugerentes, ideadas por la videoartista entrerriana Gisela Faure. Esas imágenes, con fuerte influencia de fenómenos naturales, siguieron dominando sobre unos tules que estaban en el escenario principal, lugar donde apareció el artista de la noche, el joven mandolinista israelí Avi Avital, en traje negro aunque con una remera en la que se vislumbraban unos brillos verdes esmeraldas, sin dudas una vestimenta que pocas veces se ve en una sala de conciertos.

Avi Avital, junto al Cuarteto Petrus y el contrabajista Luis Tauriello, Yellow Lounge Argentina,
Centro de Arte Experimental de la Universidad de San Martín, 2014

Junto a él, también aparecieron los argentinos del Cuarteto Petrus y el contrabajista Luis Tauriello, también de estricto negro, quienes enseguida se aprestaron a tocar los acordes uniformes con los que comienzan las Danzas folclóricas rumanas (1922) del húngaro Bela Bartók, la primera obra del programa, también incluida en su flamante disco Between Worlds. El arreglo de Arthur Willner hace que la mandolina adquiera la línea principal de la melodía y aquí se lo pudo escuchar a Avi Avital tocar de manera pausada y rítmica en estas seis danzas contrastantes. El lirismo extremo del solista llegó con la “Danza de Bulcium”, y tal vez en la breve “Polca rumana”, la anteúltima de las danzas, el conjunto de cuerdas se retrasó un poco frente al arrebato de velocidad con la cual la encaró el mandolinista, sin embargo lograron un ajuste perfecto en la brillante “Danza rápida” final.

Luego de una breve presentación en inglés por el músico, vino el momento solista para su total lucimiento. Fue con “Nigun”, el segundo número de la suite Baal Shem: tres imágenes de la vida jassídica (1923) del suizo-norteamericano Ernest Bloch. El aire elegíaco de esta improvisación, con los giros característicos de la música israelí, le permitió mostrar toda su extraordinaria técnica con un rasgueo de las cuerdas rapidísimo, logrando dinámicas contrastantes y llegando a un pianissimo final que se desvaneció en el silencio, todas características que hicieron estallar al público en ovaciones.

Nuevamente con el ensamble, se pudieron escuchar tres de las Miniaturas sobre temas folclóricos georgianos compuestas por Sulkhan Tsintsadze entre 1945 y 1955, originales para cuarteto de cuerdas. Aquí, en el arreglo del propio solista, hubo momentos de lucimiento para cada una de las cuerdas, por ejemplo el sonoro cello de la expresiva “Canción” central, que perfectamente se acopló con el registro lírico sobresaliente de la mandolina. El aire festivo de las melodías folclóricas en la inicial “Danza del pastor” y la conclusiva “Melodía de danza” ofrecieron mayor virtuosismo de todo el conjunto.

Avi Avital en el Yellow Lounge Argentina, Centro de Arte Experimental de la Universidad de San Martín, 2014

La primera parte finalizó, otra vez, con el sonido de la mandolina sola, ahora con una melodía tradicional búlgara, Bucimis, que, según explicó Avital, la aprendió, luego de tomar varias cervezas, con un virtuoso acordeonista de ese país, en uno de los tantos festivales de world music que se desarrollan en Europa. La versión interpretada aquí mostró una primera parte rapsódica y otra parte mayormente pulsada, en las cuales las virtudes de interpretación del israelí fueron extraordinarias e impactantes.

Después de un intermedio a cargo de otro set del DJ Sebastián Verea —esta vez más tranquilo y en el cual había una frase de un aria italiana, que volvía una y otra vez, con la inconfundible voz de la mezzosoprano Cecilia Bartoli—, el mandolinista israelí presentó una segunda parte integrada por tres obras de diferentes estilos y latitudes, aunque menos contrastante que la primera. El Concierto en La menor, BWV 1041 de Johann Sebastian Bach, original para violín, cuerdas y bajo continuo, —incluido en la primera placa que Avital realizó para la Deutsche Grammophon— mostró la energía rítmica característica de los movimientos rápidos, con su continuo desarrollo melódico y armónico de pequeños motivos, en una interpretación sin fisuras del israelí, muy bien ensamblado con las cuerdas. Tal vez la falta de un instrumento de teclado para realizar el continuo hizo que el timbre de la mandolina se destacara sin confusiones, logrando por ejemplo un aire de cantilena muy expresivo en el “Andante” central.

El impulso rítmico nuevamente del mandolinista se pudo apreciar en la Danza española N° 1 de la ópera La vida breve de Manuel Falla, una obra aún no grabada en ninguno de sus dos discos del sello amarillo. El arreglo explora la parte aguda del registro de la mandolina, en la cual Avital no perdió temple ni belleza de sonido, y fue interesante escuchar el repiqueteo de las castañuelas de la pieza original, aquí entremezclado con la melodía a cargo del solista, con una digitación prodigiosa.

El final fue con la popular “Fuga y misterio” original de la operita María de Buenos Aires de Astor Piazzolla (creada con Horacio Ferrer), aunque en un arreglo instrumental diferente al que aparece en el disco Between Worlds. La entrada fugada de las cuerdas evidenció tal vez algún sonido áspero, fuera de temple, pero que se acomodó perfectamente en el tutti con el yeite bien porteño que incluso invadió al israelí. A su cargo tuvo una sección intermedia improvisatoria bastante apasionada, atrevida en contrastes rítmicos y melódicos, antes de encarar la melodía final, elegíaca, bastante sentida.

Avi Avital, junto al Cuarteto Petrus y el contrabajista Luis Tauriello, Yellow Lounge Argentina,
Centro de Arte Experimental de la Universidad de San Martín, 2014

Entre medio de las ovaciones, el rector de la UNSAM Carlos Ruta le otorgó a Avital el título de Maestro Honorario del Instituto de Artes Mauricio Kagel de esa universidad y finalmente volvió la música, nuevamente barroca, con el “Presto” final de El verano de las célebres Cuatro estaciones de Antonio Vivaldi, donde el mandolinista volvió a hacer gala de su virtuosismo y musicalidad. Ese tiempo impetuoso del verano vivaldiano verdaderamente contrastó con la fría y lluviosa noche porteña, bastante rara, a decir verdad, en el inicio de noviembre.

La intensidad de la música de este Yellow Lounge porteño, con la personalidad de este genial intérprete que es Avi Avital sumado a la mejor compañía del resto de los artistas y de un público descontracturado, hizo que las vibraciones de esta experiencia quedaran en el cuerpo como el mejor de los recuerdos.

Luciano Marra de la Fuente
editor@tiempodemusica.com.ar
Noviembre 2014


Fotos de Pablo Carrera Oser / Universidad Nacional de San Martín
Seguinos en www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en este concierto, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 12/11/2014
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados