Miércoles 23 de Agosto de 2017
Una agenda
con toda la música


Miércoles 23
Jueves 24
Viernes 25

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“Los cuentos de Hoffmann” en el Teatro Avenida : Un cuento gótico
Para su segunda producción de la obra más célebre de Jacques Offenbach —la primera fue en 2005—, Juventus Lyrica ideó un efectivo y agradable planteo escénico y visual, pese a algunos contratiempos en el plano musical. Por Ernesto Castagnino
 

Mariano Spagnolo (Hoffmann) y Griselda Adano (Nicklausse), a la izquierda, y Pol González (Lindorf) a la derecha, 
junto al elenco del prólogo de Los cuentos de Hoffmann, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2014
 

LOS CUENTOS DE HOFFMANN, ópera de Jacques Offenbach. Función del viernes 12 de septiembre de 2014 en el Teatro Avenida, organizada por Juventus Lyrica. Dirección musical: André Dos Santos. Dirección escénica: Ana D’Anna. Escenografía e iluminación: Gonzalo Córdova. Vestuario: María Jaunarena. Elenco: Mariano Spagnolo (Hoffmann), Pol González (Lindorf / Coppélius / Dapertutto / Miracle), Griselda Adano (Nicklausse), Laura Pisani (Olympia), Eugenia Fuente (Giulietta), Carolina Gómez (Antonia), Norberto Lara (Andrés / Spalanzani / Pitticchinacchio), Pablo Scaiola (Frantz), Vanina Guilledo (La madre de Antonia), Nicolás Secco (Luther), Juan Font (Hermann / Schlemil / Crespel) Ezequiel González (Nathanaël), Fernando Navarro (Cochenille), Laura D’Anna (La Musa), Mariana Artaza (Stella). Coro de Juventus Lyrica, director: Hernán Sánchez Arteaga. Orquesta.

Que Los cuentos de Hoffmann es una ópera con considerables dificultades en el aspecto musical y no menos desafíos en la puesta escénica es algo conocido por la mayoría. La historia —dividida en tres partes bien diferentes entre sí, con un prólogo y un epílogo— está basada en los relatos del escritor Ernst Theodor Amadeus Hoffmann unidos por el hilo conductor de la narración del mismo escritor devenido en personaje de la trama. El tema de los relatos es la mujer y el amor desdichado, por lo que cada acto nos lleva a un momento de la vida de Hoffmann mostrándonos su encuentro con tres mujeres diferentes —la autómata Olympia, la sensual Giulietta y la frágil Antonia— con las que intentará infructuosamente el encuentro amoroso.

Esta ópera, que Jacques Offenbach dejó inconclusa, presenta uno de los roles para tenor lírico más exigentes del repertorio, tres personajes femeninos con no menos dificultades y cuatro villanos para la cuerda de bajo o barítono que generalmente son asumidos por el mismo cantante. Si se le suma a esto algunos momentos concertantes de gran complejidad y una nutrida paleta de colores orquestales, obtenemos un formidable reto tanto para la dirección escénica como musical.

Anna D’Anna es una directora escénica experimentada y por lo tanto plenamente conciente de estas dificultades, que resolvió con solvencia. El planteo escenográfico y de iluminación diseñado por Gonzalo Córdova era dinámico y creaba interesantes climas dramáticos. En ese marco, los numerosos desplazamientos de personajes y coro tuvieron fluidez, además de generar suficiente contraste entre un acto y otro, algo fundamental en esta obra. Anna D’Anna parece haberse inspirado en la estética del cine expresionista alemán y también en el estilo gótico de Tim Burton para crear un universo fantástico donde predominaron los rostros pálidos y los ojos delineados con negro intenso, con el bien realizado vestuario de María Jaunarena y una muy esmerada caracterización.

Fernando Navarro (Cochenille), Laura Pisani (Olympia), Mariano Spagnolo (Hoffmann) y Norberto Lara (Spalanzani),
junto al Coro de Juventus Lyrica, en el primer acto de Los cuentos de Hoffmann, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2014 

En el aspecto musical abundaron los desajustes entre foso y escenario, y la dirección de André Dos Santos sólo en algunos momentos logró la homogeneidad y la transparencia en una partitura que transita por gran variedad de emociones, del humor al grotesco, del arrebato amoroso a la sensualidad, de lo sobrenatural a lo trágico. Si la orquesta tuvo una prestación discreta, el Coro de Juventus Lyrica, preparado por Hernán Sánchez Arteaga, brilló en cada una de sus apariciones, con sonido empastado y precisa afinación, aportando gran musicalidad.

El elenco —que, como es costumbre en Juventus Lyrica, el espectador conoce recién al estar sentado en la butaca del teatro: las fechas de actuación de los numerosos cantantes convocados para sus funciones sólo se saben el día del estreno— presentó luces y sombras: de los roles masculinos se destacó por presencia sonora y estilo Pol González en la piel de los cuatro villanos. Con timbre oscuro pero nunca forzado ni caricaturesco, González nos presentó las cuatro caras del mal con mucha solvencia. En el rol protagónico, uno de los más exigentes para tenor, Mariano Spagnolo convenció sólo por momentos: se lo notó al límite de sus posibilidades y con ciertos signos de fatiga sobre el final. Una labor destacada realizaron Pablo Scaiola como Frantz, resolviendo con gracia su aria de carácter y el barítono Juan Font en los roles de Hermann, Schlemil y Crespel, a los que les dio presencia vocal y dramatismo.

Entre los personajes femeninos sobresalieron, sin dudas, la virtuosa Olympia de Laura Pisani, una buena interpretación de los movimientos mecánicos sumados a un buen despliegue de notas picadas y pirotecnia vocal, y la encendida Giulietta de Eugenia Fuente, con canto voluptuoso y potencia en los concertantes. Algo más atrás quedó la Antonia de Carolina Gómez quien, a pesar de las buenas intenciones, pareció sobrepasada por la tessitura. Intensidad dramática logró Vanina Guilledo en su escena como la Madre de Antonia, y cumplió Griselda Adano como Nicklausse.

Una escena del prólogo de Los cuentos de Hoffmann, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2014 

En definitiva, esta versión de Los cuentos de Hoffmann, que Juventus Lyrica suma a sus conocidos esfuerzos por mantener vivo un espacio donde jóvenes cantantes, instrumentistas y directores escénicos de nuestro medio realicen sus primeras experiencias en el ámbito de la ópera, presentó luces y sombras, logrando tensión dramática y atractivo en su planteo escénico, mientras que en el aspecto musical el rendimiento no resultó siempre parejo.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Septiembre 2014


Imágenes gentileza Juventus Lyrica / Fotografías de Liliana Morsia
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 22/09/2014
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados