Martes 21 de Noviembre de 2017
Una agenda
con toda la música


Martes 21
Miércoles 22


Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“Medée” en el Teatro Avenida : Una mujer con la que no se juega
Juventus Lyrica presentó una interesante producción de la ópera más conocida de Luigi Cherubini en su versión original en francés con diálogos hablados. Por Ernesto Castagnino
 

Sabrina Cirera (Medea) y Eugenia Fuente (Nerís), junto al Coro de Juventus Lyrica,
en el primer acto de Medée, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2014

MEDÉE, ópera de Luigi Cherubini. Función del viernes 18 de julio de 2014 en el Teatro Avenida, organizada por Juventus Lyrica. Dirección musical: Hernán Schvartzman. Dirección escénica y vestuario: María Jaunarena. Escenografía: Gonzalo Córdova. Iluminación: Gonzalo Córdova y Facundo Estol. Elenco: Sabrina Cirera (Medea), Darío Schmunck (Jasón), Alejandro Meerapfel (Creón), Laura Pisani (Dircé), Eugenia Fuente (Nerís), Laura Delogu y Verónica Canavés (Dos damas), Manuel Brener y Teo Bossi (Chicos de Corinto), Eliseo Bossi y Valentín Bossi (Hijos de Medea y Jasón). Coro de Juventus Lyrica, dirección: Hernán Sánchez Arteaga. Orquesta.

Es inevitable asociar el nombre de Maria Callas a la ópera más conocida de Luigi Cherubini que la soprano rescató del olvido para ofrecer, en la década del cincuenta, una versión de la villana griega difícil de soslayar. Según el gusto de aquel momento, se interpretó en italiano y con recitativos, con una gran orquesta de impulso romántico que acompañó a la caudalosa voz y los dramáticos acentos de la soprano norteamericana. A partir de la década del ochenta los estudios historicistas emprendieron el esfuerzo de recuperar partituras originales y recrear los ensambles orquestales, los instrumentos y los sonidos propios de cada época, permitiendo conocer además obras que no habían vuelto a interpretarse desde su estreno. En este contexto, la ópera principal de Cherubini —en realidad la única del músico que siguió interpretándose con cierta regularidad— tuvo su “recuperación” histórica y la partitura de Medée con libreto en francés volvió a ocupar los escenarios líricos, despojada de los “excesos románticos” que se le habían adosado durante dos siglos.

Cherubini fue —como Jean-Baptiste Lully— un compositor nacido en Italia pero cuya producción y estilo quedaron sin embargo asociados a Francia, país al que se trasladó a sus 26 años y donde desarrolló la mayor parte de su obra. Su música está impregnada de los ideales gluckianos de equilibrio y austeridad que apuntaban a servir al texto quitando todo adorno superfluo que distraiga u obstaculice el disfrute de la poesía.

La puesta escénica de María Jaunarena se basó en un esforzado trabajo sobre el texto, la expresividad y la gestualidad de esta tragedia, reelaborando los diálogos hablados de François-Benoît Hoffmann con aportes de las versiones de Eurípides, Séneca y Pierre Corneille (autores en los que el libretista se basó) pero también en la de Jean Anouilh, un reescritura del siglo XX. El resultado fue sumamente equilibrado y la respuesta de los cantantes a las indicaciones de la directora imprimió una intensa teatralidad, lo que constituyó el mayor logro de la propuesta.

Sabrina Cirera (Medea) y Darío Schmunck (Jasón) en el primer acto de Medée, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2014

Junto al vestuario de líneas simples diseñado por la misma Jaunarena, la escenografía e iluminación de Gonzalo Córdova crearon el marco y los climas necesarios para acentuar, realzar y liberar el gesto trágico, que desde la partitura se presenta como equilibrado y contenido. El efecto final tuvo cierto impacto, mostrando el artificio teatral al hacer caer las telas que conforman el fondo escenográfico y generando un interesante efecto disruptivo al modo del despertar de un sueño angustioso.

La dirección musical estuvo a cargo de Hernán Schvartzman, especialista en el repertorio barroco y clásico, que viene colaborando desde hace algunas temporadas con la agrupación Juventus Lyrica en el esfuerzo de ofrecer versiones con criterios historicistas. Schvartzman apuntó a la elegancia y el equilibrio sin por eso perder pulso dramático y un especial cuidado en el balance entre foso y escenario que resultó impecable. La Orquesta sufrió algunos contratiempos en la afinación y algunos desajustes en el tempo que empañaron fundamentalmente los interludios instrumentales donde quedaba más expuesta. Cherubini le otorgó al coro un rol protagónico en esta obra —comparable en muchos aspectos al que le dio George Frideric Handel en sus oratorios— y el Coro de Juventus Lyrica cumplió en sus numerosas participaciones, muchas de las cuales son fuera de escena.

El exigente rol de Medea estuvo en manos de Sabrina Cirera, una intérprete de gran entrega que logró extraer una enorme cantidad de matices que fueron marcando la evolución del personaje desde la mujer enamorada al despecho, los celos, la venganza y el impulso filicida. Cirera, sin ningún desborde ni exageración transitó por momentos de ternura y de arrebato manteniendo siempre una emisión homogénea y pareja, a la vez que una cuidadosa declamación en los diálogos hablados. El Jasón de Darío Schmunck tuvo una presencia heroica y viril en sus escenas, mientras que la voz de Alejandro Meerapfel hizo plena justicia al rol de Creón.

Sabrina Cirera (Medea) y Eugenia Fuente (Nerís) en el segundo acto de Medée, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2014

Una mención especial merece la soprano Laura Pisani como Dircé, la prometida de Jasón que muere a manos de Medea, y cuya aria da inicio a la ópera. Si Pisani se impuso con una voz bellamente timbrada y ofreció un retrato muy convincente de la jovencita enamorada, la mezzosoprano Eugenia Fuente brindó una impecable versión de su aria “Ah, nos peines seront communes” estableciendo un diálogo con el fagot obbligato que constituyó uno de los momentos más altos de la velada. Fuente ha demostrado una vez más su gran versatilidad y capacidad expresiva para abordar diferentes y muy distantes estilos. Completaban el elenco  Laura Delogu y Verónica Canaves como las damas de compañía de Dircé.

Una versión, en síntesis, muy equilibrada a partir de un elenco homogéneo, la magnífica interpretación de la protagonista y un planteo escénico eficaz, al que le faltó sin embargo mayor solidez en la ejecución orquestal.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Julio 2014


Imágenes gentileza Juventus Lyrica / Fotografías de Liliana Morsia
Para ver más fotos ingresá a
www.facebook.com/tiempodemusica.argentina / Seguinos también en www.twitter.com/TdMargentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 28/07/2014
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados