Miércoles 1 de Marzo de 2017
Una agenda
con toda la música


Miércoles 1
Jueves 2
Viernes 3

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“Wagnerfest!” en el Teatro Avenida : Entre el Venusberg y el Valhalla
Buenos Aires Lírica ofreció en versión de concierto una selección de momentos de “Tannhäuser”, “La Valquiria” y “El ocaso de los dioses” de Richard Wagner. Por Ernesto Castagnino
 


Carla Filipcic Holm, Pedro-Pablo Prudencio y Hernán Iturralde, junto a la orquesta de la Wagnerfest!, Buenos Aires Lírica, 2014

WAGNERFEST!, escenas y momentos orquestales de dramas de Richard Wagner. Función del viernes 2 de mayo de 2014 en el Teatro Avenida, organizada por Buenos Aires Lírica. Dirección musical: Pedro-Pablo Prudencio. Solistas: Carla Filipcic Holm, soprano; Hernán Iturralde, bajo-barítono. Orquesta.

Es una idea bastante extendida que para apreciar la música de Richard Wagner son necesarios un entrenamiento y unos conocimientos especiales sin los cuales es inútil intentarlo. Pero más allá de la complejidad de los análisis que pueda suscitar un artista y su obra, no existe ninguna razón para no poder apreciar su creación y disfrutarla en la medida en que sea capaz de tocar alguna fibra de la sensibilidad del espectador.

La agrupación Buenos Aires Lírica volvió a acometer la empresa de abordar este repertorio luego de su versión de El holandés errante en 2007. En el Teatro Avenida las dimensiones del foso constituyen un límite muy concreto para poder realizar estas óperas con puesta escénica, por lo que en esta oportunidad la agrupación optó por llevar a cabo un programa de concierto con escenas de tres óperas diferentes. Examinando la selección realizada, resulta claro que se buscó un efecto de teatralidad a partir de la continuidad entre las diferentes escenas, alejándose del clásico “concierto de arias”. Con la participación de dos voces solistas y la orquesta dispuesta en el escenario, el público argentino pudo disfrutar nuevamente de dos horas de música wagneriana fuera del circuito del Teatro Colón.

La primera parte estuvo dedicada a Tannhäuser, con la Introducción y la escena de Elisabeth “Dich, teure Halle” del segundo acto, seguido de la “Bacanal” del primer acto, para luego pasar al acto tercero con su Introducción y las escenas “Wohl wusst’ ich hier… Allmächt’ge Jungfrau” y “Wie Todesahnung… O du, mein holder Abendstern”, y finalizar con la Obertura. La segunda parte estuvo conformada por escenas y fragmentos de El ocaso de los dioses (“Amanecer y Viaje de Sigfrido por el Rin” del Prólogo, “Música fúnebre para la muerte de Sigfrido” del tercer acto) y de La Valquiria (“War es so schmählich” y “Leb’ wohl, du kühnes, herrliches Kind!”).

En ambas secciones se logró la idea de un conjunto coherente si bien algunas transiciones funcionaron mejor que otras: por ejemplo la “Bacanal” de Tannhäuser, luego de la escena de Elisabeth, generó un efecto contrastante aunque no en el mejor sentido del término.

La dirección de Pedro-Pablo Prudencio fue equilibrada, atenta al detalle y —como él mismo lo ha explicado [Ver Pedro-Pablo Prudencio : El camino hacia la fiesta wagneriana]— consciente de las diferencias estilísticas entre ambas obras. En la composición de Tannhäuser (1845), Wagner todavía seguía apegado a la estructura de la ópera (italiana y francesa) de la cual renegó definitivamente a partir de 1850, rebautizando a sus siguientes obras “dramas musicales”. Entre ellos se encuentran por ejemplo Tristán e Isolda (1865) y El anillo del Nibelungo (1876), su proyecto más ambicioso. El mismo consiste en un ciclo basado en la saga mitológica de los Nibelungos y compuesto por un prólogo y tres jornadas: La Valquiria es su primera jornada y El ocaso de los dioses, la tercera.

Wagnerfest!, Buenos Aires Lírica, 2014

Prudencio desgranó las partituras con fluidez logrando un conjunto homogéneo, con una buena dosificación de las impetuosas explosiones románticas en Tannhäuser y las arrolladoras oleadas sonoras en los fragmentos de la Tetralogía. La orquesta tuvo un desempeño en general bueno, más entusiasta que virtuoso, en el que la labor de conjunto siempre prevaleció sobre algunas imperfecciones puntuales.

Los dos solistas que tuvieron a su cargo las partes vocales fueron sin dudas la mejor elección posible para abordar este repertorio y no defraudaron en ningún momento. La soprano Carla Filipcic Holm, con un impecable control de su notable instrumento, encaró las escenas de Tannhäuser con lirismo y timbre esmaltado. Su Elisabeth fue todo lo femenina y franca que se puede esperar demostrando además que se trata de un rol ideal para su tesitura. Como Brunilda transmitió la fortaleza y orgullo de la valquiria que desafió a su padre e incumplió sus órdenes a través de un potente y penetrante fraseo.

El bajo-barítono Hernán Iturralde ofreció una conmovedora versión de la plegaria de Wolfram en la primera parte, aunque su enorme talento y afinidad con el repertorio se vio con claridad en el estupendo Wotan, rol que ya había abordado en 2012 en el Teatro Argentino de La Plata, en una lamentablemente interrumpida Tetralogía de la que sólo pudimos asistir a su Prólogo: El oro del Rin. Iturralde es un cantante de emisión pulcra, gran sensibilidad y capacidad introspectiva por lo que sus interpretaciones siempre aportan nuevas perspectivas y nunca son rutinarias.

Ambos cantantes se amalgamaron en la escena de Wotan y Brunilda, logrando momentos de gran teatralidad y entrega.

Un nuevo acierto de Buenos Aires Lírica fue este concierto de altísimo nivel, con dos talentosos intérpretes y un director inteligente, que despertaron el deseo de escucharlos en las versiones completas.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Mayo 2014


Seguinos también en www.twitter.com/TdMargentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en este concierto, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 18/05/2014
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados